COMPARTIR

 370 total views,  2 views today

POLÉMICA POR EL NOMBRAMIENTO DE RIGOBERTO SALGADO, EN LA SECRETARÍA DEL BIENESTAR Y DE AMADOR RODRÍGUEZ LOZANO, COMO DIRECTOR DE RELACIONES INTERINSTITUCIONALES

El viernes pasado –prácticamente a cuatro años de que lograra el triunfo electoral en la Ciudad de México–, Claudia Sheinbaum realizó diversos cambios en su administración, que en sus propias palabras “forman parte del fortalecimiento” con vistas a “cerrar fuerte en el Gobierno de la Ciudad”. Sabedora de que los actuales tiempos son tiempos electorales, subrayó que, con estos nombramientos, habrá “mayor trabajo, mayor dedicación; vamos a estar más en territorio, es lo más importante”.

Una decisión planeada, que sin duda obedece al propósito de darle mayor eficacia a su gobierno en áreas fundamentales, en los últimos dos años y medio que le restan a su administración. Y los cambios necesariamente involucran a su gabinete en pos del propósito mayor, porque nunca ha sido un secreto su aspiración a la Presidencia y por ello su actitud ha sido altamente protagónica en los últimos meses.

Entre los nombramientos y enroques, se cuenta a Nathalie Desplas Puel, designada como titular de la Secretaría de Turismo para sustituir a Rebeca Olivia Sánchez Sandín, quien se mantuvo en el cargo sólo seis meses y ya ejerce la titularidad del DIF capitalino, cargo que ocupaba Esthela Damián Peralta. Ella se desempeña como nueva secretaria particular de la Jefa de Gobierno.

Roberto Samuel Capuano Tripp dejó la dirección general del sistema Metrobús, y en su lugar quedó Rosario Castro Escorcia, quien hasta hace poco se desempeñó como directora general de Coordinación de Organismos Públicos y Proyectos Estratégicos en la Secretaría de Movilidad. Capuano Tripp fue nombrado asesor del Sistema de Aguas de la capital (Sacmex)

Como encargado de despacho de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social (SIBISO) –que se hallaba bajo la dirección de Carlos Ulloa Pérez–, se nombró a Rigoberto Salgado Vázquez exdiputado local y exdelegado de Tláhuac, quien laboraba como coordinador general de Participación Ciudadana en esa dependencia.

Cabe destacar que Salgado Vázquez fue vinculado mediáticamente a cárteles locales liderados por Felipe de Jesús Pérez El Ojos, delincuente abatido por la Marina el 20 de julio de 2017, que por primera vez dio pie a los narcobloqueos en la capital. Posteriormente se dio a conocer la probable existencia de vínculos criminales entre ambos personajes.

Ulloa Pérez funge ya como nuevo secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda. Relevó a Rafael Gregorio Gómez Cruz, quien fue separado del cargo a causa de una denuncia por abuso sexual. Al parecer el nombramiento de Ulloa en SEDUVI es un claro mensaje de que Claudia Sheinbaum no admitirá que ningún funcionario violente a las mujeres. El acosador no regresará y deberá enfrentar las consecuencias de sus reprobables acciones.

La lectura política a los cambios realizados por la jefa del gobierno capitalino, apuntan a la consolidación de la política social; se prefigura el tejido de nuevas alianzas políticas regionales y nacionales y además el fortalecimiento de la pluralidad de su equipo, poniendo especial énfasis en el que la mayoría de los nombramientos recayeron en mujeres, lo cual da una idea de su preocupación por fortalecer la presencia femenina en su gabinete.

LA INCORPORACIÓN DE AMADOR RODRÍGUEZ LOZANO COMO COORDINADOR GENERAL DE RELACIONES INTERINSTITUCIONALES

En esta serie de enroques y designaciones de Claudia Sheinbaum, destacó la creación de la Coordinación General de Relaciones Interinstitucionales, a cargo del exdiputado federal, exsenador y exministro de Justicia en Chiapas, Amador Rodríguez Lozano, un operador político electoral con gran experiencia, quien hasta hace poco se desempeñó como secretario general de Gobierno de Baja California, en la administración que encabezó Jaime Bonilla.

Para muchos, su incorporación fue calificada como “una jugada maestra” y para otros, “un error político”. Sus partidarios comentan que se trata de “un jurista con amplia experiencia en el sector público, la docencia y la investigación en Derecho” y que le será de gran apoyo a la jefa de Gobierno.

En tanto, sus malquerientes aseguran que “es un alquimista electoral” poseedor de “un historial muy cuestionado”, porque mencionan , sin pruebas fundamentadas, que tiene abierta una carpeta de investigación en su natal Baja California, por posibles irregularidades en la construcción de una planta fotovoltaica.

Pueden ser muchas sus virtudes y también sus pecados, pero lo cierto es que el jurista egresado de la UNAM y expresidente del Instituto de Administración Pública del Estado de Chiapas, posee un perfil de hábil operador político y más allá de su experiencia administrativa, definitivamente su función –con la autorización y respaldo de su jefa–, será básicamente de carácter político-electoral; el cargo de amplio espectro le permitirá meterse hasta el fondo y participar en todas las áreas de gobierno.

No se tienen registros de una permanente relación amistosa o política de Rodríguez Lozano con Claudia Sheinbaum; sin embargo, si se analizan con más detalles sus vínculos con sus principales y más cercanos colaboradores, destaca su relación con Antonio Santos Romero, dirigente histórico del CEU de la UNAM, muy cercano a Claudia Sheinbaum, organismo universitario del cual surgieron la propia jefa de gobierno, su exesposo Carlos Ímaz e Imanol Ordorica Sacristán.

De ahí que su nombramiento –si se mira con lupa o más detenimiento–, tiene que ver con la sólida relación establecida con Santos Romero, hombre de todas las confianzas de la jefa de Gobierno y a quien el bajacaliforniano apoyó y juntos establecieron un equipo de trabajo que les sirvieron a los gobernadores Pablo Salazar Mendiguchía y Juan Sabines Guerrero, actualmente cónsul general de México en Florida.

El haberle diseñado un puesto de nueva creación fue un movimiento hábil por parte de la dupla Sheinbaum-Santos, porque de esa manera Rodríguez Lozano no sustituye o releva a nadie, ni tampoco genera molestias al interior del gabinete capitalino o resquemores entre los diversos grupos o tribus, dada la cercanía y el gran poder del que dispondrá el recién llegado, al que no le es ajeno el tema político administrativo capitalino.

Para resguardarse de sus críticos –en torno a su conocimiento de la que ha llamado “la ciudad más moderna y de más avanzada que hay en el país, tanto en instituciones como en derechos”¬–, el también autor de varios ensayos de jurisprudencia podrá esgrimir algunos textos como “El Gobierno de las grandes ciudades” o “El DF, ciudad del siglo XXI”, aunque es más que evidente que su labor principal estará enfocada al ámbito político-electoral para hacer crecer las preferencias de su jefa en torno a su posible candidatura presidencial. Ese es el reto.

GRANOS DE CAFÉ

Con gran pesar, participo el fallecimiento –ocurrido en días pasados–, de mi amigo y destacado acuarelista guerrerense, Lucas Martínez Miranda, quien contribuyó con su relato a enriquecer mi texto sobre la visita de Marlyn Monroe a México.

De humilde origen, nació en la población de Azoyú, situada en la región de la Costa Chica de Guerrero, distante casi 400 kilómetros de Taxco, a donde llegó a los 13 años a estudiar la primaria, animado por sus padres. Logró completar sus estudios básicos, gracias a la generosidad de Lois Cartwrigth, una estadounidense casada en segundas nupcias con Héctor Aguilar, quien fuese un próspero platero mexicano, propietario del legendario Taller Borda.

Lucas extrajo para mí algunas de sus vivencias más significativas, para recrear su adolescencia y el momento exacto en que estuvo frente a Marilyn Monroe, durante la cena que en honor de la célebre estrella el matrimonio Cartwrigth-Aguilar le ofreció en Taxco.

Esa anécdota formaba parte de las vivencias más preciadas del destacado artista plástico y amante del motociclismo, quien, como adolescente, desconocía entonces que estuvo frente a la mujer más deseada del mundo. Descanse en paz. …Envíe sus comentarios al correo gentesur@hotmail.com