COMPARTIR

 355 total views,  2 views today

Estira y afloja

En plena cuarta ola de contagios de covid-19 y cuando más se necesita tener detección oportuna, en varias clínicas y unidades del IMSS, que dirige Zoé Robledo, hay reportes por defectos de calidad en las pruebas rápidas de antígeno adquiridas a Landsteiner Pharma por adjudicación directa a precio bajo en septiembre pasado por casi 230 millones de pesos.

El proveedor ya entregó un millón 250 mil pruebas de 2.5 millones acordadas y la marca cumplía teóricamente con los requisitos de calidad. La autorización fue de Jorge de Anda García, titular de la Coordinación de Control de Abasto del IMSS por instrucciones de Borsalino González, director de Administración, y Jesús E. Thomas Ulloa, titular de la Unidad de Administración. Castigaron calidad y ¡les salió caro!

El 14 de diciembre Nancy Sandoval Gutiérrez, encargada de la coordinación de Calidad de Insumos y Laboratorios Especializados, informó a Ricardo Avilés, titular de la Unidad de Planeación de Innovación de Salud del IMSS, que “a partir del mes de octubre se recibieron 18 reportes por defectos de calidad en los tres niveles de atención con la presencia de falsos positivos (bandas tenues no definidas) correspondiente a cinco lotes diferentes”.

Dijo que ya se reunió “con el proveedor y el fabricante” y que se “constató la presencia de resultados falsos positivos”. Se comprometieron a “mejorar el proceso de fabricación”, aunque la funcionaria comentó que ante “los defectos de calidad reportados, resultará riesgoso otorgar una ampliación al contrato” y sugirió realizar otro “proceso de contratación en el que participen otras marcas”.

Este problema de falsos positivos obliga a corroborar el diagnóstico con una PCR a un costo de mil 137 pesos, según el DOF, y una afectación económica para el IMSS superior a 32 millones de pesos, más los cargos por incapacidades entre 10 y 14 días. Lo bueno es que ya se tiene un parámetro de evaluación de estas pruebas rápidas y que el 21 de diciembre Avilés sugirió a sus superiores tomar en cuenta la opinión de Sandoval.

Cuarto de junto

La Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf) reiteró su mejor disposición de coordinarse con las dependencias federales de salud para abatir claves desiertas que provocan desabasto en farmacias y ocasionan severos problemas en la salud… A cerca de 11 mil trabajadores del Tribunal Superior de Justicia de CdMx se les adeudan sus vales de despensa de diciembre de 2020 y el bono navideño de 2021; el tribunal no pagó 240 millones de pesos a Sí Vale México que suspendió la entrega de despensas en 2020 y el nuevo proveedor, Toka Internacional, tampoco dio el bono. Tito Arístides Cruz, director de Recursos Materiales del Tribunal, se comprometió con los 25 proveedores a pagar los más de 850 millones de pesos que debe desde 2020 y nada.

J. Jesús Rangel M.

jesus.rangel@milenio.com