COMPARTIR

 64 total views,  6 views today

• Con el apoyo de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI) concluyó también la remodelación de dos laboratorios de bioseguridad nivel BSL3 en la UNAM

Sin haber detenido el desarrollo de investigaciones y con remodelaciones concluidas en dos laboratorios de bioseguridad nivel tres (BSL-3) de la UNAM, gracias al apoyo de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTEI) de la Ciudad de México, continúa la evaluación de tres candidatas a vacunas contra Covid-19 que se procesan en esa institución educativa bajo elevados estándares de calidad.

Ambos laboratorios fueron visitados recientemente por los titulares de la Investigación Científica de la UNAM, el doctor William Lee Alardín, y de la SECTEI, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez.

Tras el fortalecimiento y modernización de ambas instalaciones continuarán los desarrollos de las terapias de anticuerpos neutralizantes, la evaluación preclínica de fármacos anti-SARS-CoV-2, así como la investigación básica sobre otras enfermedades causadas por bacterias y virus de alto riesgo que pueden provocar padecimientos graves.

Los BSL-3 se encuentran, uno en el Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBo), y el otro en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ); este último forma parte de la Unidad de Investigación Preclínica (Uniprec), como resultado de la alianza estratégica que existe entre la Facultad de Química y la FMVZ desde 2009.

La Uniprec junto con el BSL-3 de la FMVZ (Unidad de Desafío Microbiológico, Unidesmic), han colaborado con el desarrollo de tres candidatas a vacunas a cargo de la doctora Laura Palomares, investigadora y actual directora del Instituto de Biotecnología (IBt); Edda Sciutto y Juan Pedro Laclette, del IIBo, y Luis Vaca, del Instituto de Fisiología Celular (IFC), quienes avanzan en las distintas etapas y estrategias de sus respectivas investigaciones.

La Uniprec también ha colaborado en la evaluación preclínica de la vacuna Patria (NDV-HXP-S), proyecto conjunto del Conacyt y el Laboratorio Avimex.

La maestra Isabel Gracia Mora, directora ejecutiva de la Uniprec, refirió que esta entidad cuenta con el reconocimiento en Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL) bajo las directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “lo que significa la aceptación mutua de datos para el registro entre los 34 países miembros, entre ellos, la UE, además de Estados Unidos y Canadá”.

Por su parte, la Unidesmic opera como un sitio de prueba de Uniprec y rige sus actividades bajo las políticas de calidad establecidas por la Alta Dirección de la FMVZ, de conformidad con los estándares de los Sistemas de Gestión de Calidad (SGC) establecidos por la norma ISO 9001:2015 y su similar en México NMX-CC-9001-IMNC-2015.

“También desarrollamos un proyecto con el IBt para tratar de encontrar una relación entre obesidad y Covid-19 en un modelo animal”, indicó la maestra, quien dijo que la vocación de la Uniprec es ofrecer servicios y colaborar con la academia con asesoría, informes sobre los pasos para trasladar la investigación desde los laboratorios hasta el mercado y que los desarrollos sirvan a la sociedad.

En coincidencia, la directora del IBt reconoció la importancia de llevar a cabo los análisis de los biológicos con la garantía de su operación bajo el concepto de BPL, además con la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés), creadora de normas de estandarización.

También confirmó que evalúan anticuerpos monoclonales (proteínas recombinantes) como tratamiento para Covid-19 en colaboración de tres grupos provenientes del IBt, IIBo y del Tecnólogico de Monterrey.

La doctora Palomares, responsable del proyecto de remodelación y equipamiento de los dos BSL-3 que con el apoyo de la SECTEI, explicó que además de tener instalaciones necesarias y establecer normas y procedimientos de calidad en las dos unidades con certificaciones distintas, también es de relevancia la participación y formación de recursos humanos para quienes ha habido un entrenamiento exhaustivo.

La biotecnóloga precisó que los BSL-3 no están restringidos a SARS-CoV2, pues desde hace tiempo el IIBo ha hecho investigación en VIH, tuberculosis, organismos que requieren ser manipulados bajo un nivel de seguridad 3, lo mismo en la FMVZ, que trabaja con microorganismos que requieren ese nivel de seguridad.