COMPARTIR

 64 total views,  2 views today

Hoy se llevará a cabo la cumbre México-Estados Unidos-Canadá en Washington y el objetivo principal es fortalecer la relación trilateral para el beneficio económico y social de la zona norte del continente americano.

Uno de los temas más importantes el migratorio, principalmente porque a través de nuestro país existe una gran cantidad de emigrantes haitianos y centroamericanos que insisten en llegar a Estados Unidos, algo que preocupa al sector privado y legisladores del país vecino.

Otro tema, pero que, a decir de López Obrador, no está en la agenda de la reunión, pero que será difícil dejarlo a fuera es el tema energético.

El mismo López Obrador menciono este miércoles en su conferencia matutina menciono “si se requiere” explicará a Joe Biden y a Justin Trudeau las razones de su gobierno para impulsar su iniciativa de reforma constitucional y adelanto que se detallará que el objetivo es fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para garantizar el abasto de electricidad en el país y de paso “terminar con los abusos de empresarios extranjeros, en especial de los españoles”.

A esto se agrega que el mismo embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, externo a López Obrador la preocupación de los empresarios de su país ante esta iniciativa, algo que podría convertirse en un problema mayor si se abren paneles de discusión en torno al acuerdo comercial entre las tres naciones.

El tema de salud, está previsto tocarlo, y en este las tres naciones deberán ponerse de acuerdo con el objetivo de evitar cortar el flujo de visitantes entre los países, porque de ello depende no solo la generación de negocios, sino el turismo, un sector que empieza recuperarse poco a poco y que, para México, representa un sector importante en captación de divisas.

Por lo menos entre las tres naciones existe la preocupación de mejorar la capacidad de respuesta ante emergencias como la pandemia por covid-19, alinear la definición de industrias y servicios esenciales y mayor cooperación para asegurar flujo de tráfico comercial y de carga.

Aquí es importante recordar que por parte de Estados Unidos existe una oposición a dejar entrar a gente que haya sido inmunizada contra el covid-19, con alguna vacuna que no reconocen como apropiada.

En el tema comercial y económico, se revisará la situación del sector automotriz, que, de acuerdo a la reciente política aplicada por Estados Unidos, existen estímulos fiscales en este país para la fabricación de autos eléctricos, algo que significa una desventaja para los productores de las otras dos naciones.

Hasta el momento esta discusión se ha iniciado un panel de discusión trilateral, para evitar que esta decisión del gobierno de Joe Biden, perjudique y violente el trato igualitario establecido en el T-MEC.

Por ello se espera que de parte de la delegación que acude con López Obrador a este encuentro trilateral, los resultados sean benéficos para el país y pueda apuntalarse aún más el desarrollo y crecimiento de México a partir del 2022.