COMPARTIR

 106 total views,  4 views today

La elección para gobernador en San Luis Potosí se cerró de acuerdo con la última encuesta de El Financiero publicada este día, la cual consigna un repunte de más de 18 puntos de la candidata de MORENA, Mónica Rangel, así como una caída de Octavio Pedroza de la Alianza PRI, PAN, PRD y de Ricardo Gallardo.

«En San Luis Potosí, el candidato de la alianza PAN-PRI-PRD-CP se ubica solamente 1 punto arriba de la candidata de Morena, con 36 y 35 por ciento de las preferencias, respectivamente, aunque en esa entidad el candidato de la agrupación PT-PVEM va en tercero con nivel de apoyo importante, con 17 por ciento» publica el influyente diario.

Muy por debajo, Arturo Segoviano se ubica con 4% de las preferencias, seguido de Marvely Constanzo, con 3, Juan Carlos Macinena con 2 y Francisco J. Rico con 1.

En su publicación, Alejandro Moreno Director de Encuestas y Estudios de Opinión de El Financiero indicó que de las 15 entidades donde habrá elecciones para gobernador el 6 de junio, Morena aventaja la contienda para gobernador en ocho, el PAN lidera en dos, una de ellas en alianza con el PRI y PRD, y en las cinco restantes se observa un escenario cerrado o empate estadístico, con entre 1 y 4 puntos de diferencia,

En febrero de este año, Moreno pronosticó que en San Luis Potosí, MORENA ganará la gubernatura de San Luis Potosí al participar en una entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola en su Programa “Así las cosas” en la que participó con Jorge Buendía Director de Buendía & Laredo, empresa especializada en la investigación de opinión pública, donde previó además el triunfo del Partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador en las próximas elecciones.

En Marzo, El Financiero publicó una encuesta en la que registra que el voto por Morena en la contienda para diputados federales subió de 38 a 44 por ciento entre enero y febrero mientras que los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional quedan con 10 por ciento cada uno, mientras que el Partido de la Revolución Democrática se hunde en un 3 por ciento.