COMPARTIR

 80 total views,  2 views today

Estira y afloja

Estados Unidos invitó a México a ser parte de sus prioridades económicas estratégicas y de seguridad nacional al convocarlo a participar en la cadena productiva de semiconductores y vehículos eléctricos, que incluye el abastecimiento de minerales y materiales en bruto como el polisilicio, litio y cobalto, el hierro y el acero.

La consultora McKinsey, que ha dado un seguimiento puntual al tema de semiconductores, afirmó que las ventas del sector crecieron más de 20 por ciento y alcanzaron 590 mil millones de dólares en 2021, y que la industria puede promediar aumentos anuales entre 6 y 8 por ciento hasta 2030, impulsada solo por tres industrias: automotriz, computación y almacenamiento de datos e inalámbrica.

Es una gran oportunidad que obliga a México a dar certidumbre a la inversión nacional y extranjera, cumplimiento de los acuerdos comerciales como el T-MEC, seguridad pública y legalidad amplias, fuera de ideologías y descalificaciones.

Los montos de inversión pueden ser importantes, y una prueba es que la industria de semiconductores canalizará 80 mil millones de dólares en nuevas inversiones en EU hasta 2025. Intel lo hará con 20 mil millones de dólares en Ohio, Samsung en Texas con 17 mil millones, Texas Instruments hasta 30 mil millones en el mismo estado, además de Global Foundries, Grupo SK, Micro, Apple, Nvidia y Qualcomm entre otras. Ford y Global Foundries trabajarán juntos para innovar en futuros chips y GM lo hizo con siete productores de semiconductores diferentes.

EU quiere recuperar terreno en tecnología y en I+D. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo el jueves pasado que EU ocupa el décimo lugar en este tipo de inversiones mientras China y otros países avanzan más, y que se deben reducir “estos riesgos económicos y de seguridad nacional. Producimos solo el 12 por ciento de los semiconductores en la actualidad”.

Ahí está la invitación, y prácticamente todas las empresas que invierten en el sector, incluidas las automotrices, están en México. EU puso el chip y a México le toca activarlo.

Cuarto de junto

Blue Quark Group, empresa mexicana galardonada con el Premio Nacional de Exportación y liderada por Jorge Pinto, fabricará en Puebla los nodos de sensores que recogerán y transmitirán en tiempo real datos de los ecosistemas –bosques, selvas y desiertos– protegidos por VictoriaLand que encabeza Christopher Córdova. Con esta tecnología se revoluciona el mercado de bonos voluntarios de carbono que para el 2030 alcanzará un valor de más de 50 mil millones de dólares, porque ningún otro proveedor ofrece datos abiertos y en tiempo real… Con 350 mil dólares de cooperación técnica, el BID apoyará a México para fomentar la transparencia y mejorar los controles de prevención de lavado de dinero en el uso de recursos públicos.

jesus.rangel@milenio.com