COMPARTIR

 55 total views,  2 views today

elcristalazo.com

Como en la mayoría de los asuntos litigiosos, en el tema de la (inútil), consulta para la revocación del mandato presidencial), cada quien cree haber resultado ganancioso. La verdad; el presidente no ganó la entraña del litigio: el dinero.

El disfraz de las resoluciones

Tanto como para recurrir a una de sus novísimas ocurrencias en busca de oro y plata; el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado y sisarle el financiamiento de la encuesta. Y además, las instrucciones a la secretaría de Hacienda para dotar de recursos al INE, sin sacrificar fondos para los programas socio-electorales.

Eso fue todo.

“(EF).- El presidente pidió que el INE realice una revisión a su presupuesto en viáticos, compra o renta de automóviles, combustible, asesores, viajes y salarios; y luego determinen cuánto dinero le faltaría para realizar la consulta.

“Y ya que Hacienda vea si tiene, si puede, si tiene posibilidad de acuerdo también a las prioridades, porque hay que seguir ayudando a los que lo necesitan, cuánto podría ayudar, si es que hay posibilidad de hacer sin afectar ningún programa», planteó el presidente…)

Entonces el problema es de dinero, y como en política, el dinero es lo más barato para resolver un problema, pues sacarán de abajo de las piedras pero el capricho revocatorio-confirmatorio-consagratorio, se cumplirá en el primer semestre de este año, aun cuando la ley lo marque para el primer trimestre después del tercer año de gobierno.

Pero esas son minucias.

La Corte le ordenó al INE seguir con lo rutinario. Avanzar en el proceso de consulta, el cual se inicia con la recolección de firmas en solicitud del mecanismo. Eso ya lo estaban haciendo. No había sido cancelado, solo aplazado. El faltante para lo demás, ya es cosa aparte.

“(TEPJF).- Por su parte el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó el acuerdo del Instituto Nacional Electoral (INE) para posponer la consulta de revocación de mandato y vinculó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que otorgue los recursos necesarios para llevar a cabo este ejercicio de participación ciudadana.

“El magistrado Felipe Fuente, quien presentó el proyecto, señaló que el Consejo General del INE no tiene las facultades de posponer el proceso de revocación de mandato, porque al ser una autoridad electoral tiene la obligación de garantizar este ejercicio de participación ciudadana, por lo que especificó que el órgano electoral debe implementar las medidas y realizar ajustes presupuestales necesarios para realizar este ejercicio”.

López Obrador dijo que las secretarías de Hacienda y Gobernación deben analizar si pueden dar al INE recursos adicionales para ese ese ejercicio, provenientes del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

Advirtió, sin embargo, que el órgano electoral debe hacer primero un ajuste a su presupuesto.

Durante su última conferencia matutina del año pasado, AMLO dijo “que el INE realice una revisión a su presupuesto en viáticos, compra o renta de automóviles, combustible, asesores, viajes y salarios; y luego determinen cuánto dinero le faltaría para realizar la consulta.

“Y ya que Hacienda vea si tiene, si puede, si tiene posibilidad de acuerdo también a las prioridades, porque hay que seguir ayudando a los que lo necesitan, cuánto podría ayudar, si es que hay posibilidad de hacer sin afectar ningún programa…».

No se trata de una solución salomónica, pero la raíz del asunto queda clara: los cuatro mil millones de pesos no se tienen. Con lo disponible se haría un a consulta (otra) de pipiripau. El Inderrobo deberá cooperar y Hacienda rascarle al fondo de la olla.

Los salarios y condiciones laborales en el INE, no se alzan a tales cantidades.

Lo más caro no es la burocracia dorada, es el espejito al cual el presidente le preguntará, espejito, espejito, etc, etc.

Y el espejo le contestará: tú.

Pero eso ya lo sabemos. Con el arrasamiento electoral por venir en favor de Morena, habría sido suficiente.