COMPARTIR

 32 total views,  2 views today

El Gobierno central ha entregado este martes a la Biblioteca de Catalunya el incunable ‘Columbus Christopher Epistolae de Insulis Indie supra Ganger nuper inventis’, la carta de Cristóbal Colón que fue sustraída en Barcelona y exportada ilegalmente entre 2004 y 2005 a Estados Unidos, donde fue recuperada fruto de la colaboración entre los gobiernos español y estadounidense.

Tras la realización por parte del Ministerio de Cultura y Deporte de los trámites de transporte y gestión con las aduanas, retornó a España el 25 de julio de 2018, ha informado la Delegación del Gobierno en Catalunya en un comunicado.

El ministerio, que según la Ley de patrimonio histórico de 1985 es el propietario de los bienes culturales recuperados de la exportación ilegal, cedió entonces la titularidad de la carta a su anterior propietario, la Biblioteca de Catalunya, que la custodiaba desede 1918.

En el acto han estado presentes el secretario general de la Conselleria de Cultura, Jordi Foz, y la directora de la Biblioteca de Catalunya, Eugènia Serra, por parte de la Generalitat, y el subdirector general de Registros y Documentación del Patrimonio Histórico, Carlos González-Barandiaran, el secretario de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico, Ángel Rivas Albaladejo, en representación del Gobierno, además del secretario general de la Delegación del Gobierno en Catalunya, Simón Pérez.

El incunable es un bien cultural de enorme valor histórico y documental, pues solo se conservan 16 ejemplares en distintas bibliotecas de todo el mundo.

Impreso en Roma por Stephan Plannck hacia 1493, narra los sucesos acontecidos durante el viaje de Colón a América y las primeras impresiones que causaron esas tierras y sus habitantes: el texto relata las experiencias vividas a partir del momento que comenzó la expedición y culmina con la llegada de Colón a Lisboa en 1493.

RECUPERACIÓN

A raíz de un caso similar en la Biblioteca Ricardiana de Florencia (Italia), la Oficina de Investigación de la Agencia de Inmigración y Aduanas de EE.UU. inició en 2011 una investigación ante la sospecha de que este mismo ‘modus operandi’ se hubiera usado para sustraer algún otro ejemplar de la epístola.

En 2021, gracias a la colaboración de un experto de la Universidad de Princeton, se concluyó que un ejemplar de la carta que se conservaba desde 1918 en la Biblioteca de Catalunya fue sustraido de Barcelona entre 2004 y 2005 e ilegalmente exportado a EE.UU. para su comercialización.

INFOBAE