COMPARTIR

 74 total views,  2 views today

elcristalazo.com

La noción transformadora de los tiempos actuales permite circunstancias en otro momento hilarantes, pero ahora signo de una descomposición horizontal y vertical de la vida pública.

El el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, se roban las cosas. Los aviones oficiales se rifan, pero no se entregan ni vuelan. El Sistema Aeroportuario del Valle de México ( Toluca, Tecamac, CDMX), no existe n i en el aire ni en el suelo; la refinería de dos Dos Bocas no procesa ni saliva; y una aspirante al colegio de los notarios (fedatarios), es acusada de falsificar documentos para luego dar fe pública de su legitimidad en asuntos registrales y de propiedad.

El mundo patas para arriba.

Como todos sabemos, con el apoyo absoluto del oficialismo, tanto en lo federal como en Oaxaca (SJ), Guadalupe Díaz Carranza, una conocida mujer en el ejercicio notarial, aspira a la representación gremial.

Felicitada –en su momento— por Olga Sánchez Cordero, ministra en retiro, senadora y ex secretaria de Gobernación a doña Lupe no le faltan prendas.

“..Tiene todo para ser la primera presidenta del Colegio Nacional del Notariado Mexicano en 70 años, contigo si tenemos la honorabilidad, la trayectoria requerida, la capacidad y el apoyo mayoritario…”

Pero además de la honorabilidad, la trayectoria requerida, la capacidad y el apoyo mayoritario… tiene un asuntito pendiente en lo judicial: un señalamiento por falsificación de documentos.

Hace unos días el fiscal de Oaxaca Arturo Peimberet, señaló esto durante una entrevista con Carmen Aristegui, difundida extensamente en su momento:

“…el fiscal Arturo Peimbert explicó que en las constancias del caso sí se acredita la existencia de un documento falso, es decir, de un acta de nacimiento falsificada de la fedataria.

“Agregó que tras cotejar los documentos, el Ministerio Público consignó el expediente ante un juez de control y la audiencia se programó para el próximo 15 de noviembre (ya mero, ya mero) , en la cual se va a imputar a Díaz Carranza por el delito de uso indebido de documento falso.

“En este marco, rechazó –dice la información–, que se esté actuando con celeridad en este caso para afectar a la notaria Díaz Carranza… pero –dijo– hay pruebas contundentes del delito de uso indebido de documento falso… por lo que la litis ante el juez de control que va a llevar la imputación en su contra, será si ya prescribió el plazo para castigar el delito que se le atribuye”.

Pero mientras son peras o manzanas, el proceso de sucesión en el colegio de los notarios –como es notorio–, se volvió una melcocha.

Y detrás de todo esto, se advierte algo mayor: la existencia de un “modus operandi” notarial, cuya denominación ya se conoce como “El cártel del despojo”.

El mismo fiscal ha dado a conocer la existencia de investigaciones contra 8 notarios; “acusados de formar parte de una asociación ilícita en la que intervienen abogados, jueces locales, grupos de choque y funcionarios municipales para despojar a las personas de sus inmuebles mediante la falsificación de juicios y documentos…”

El fiscal Peimbert asegura haber iniciado 270 carpetas en torno de estos asuntos, cuya cuantía podría llegar a los mil 500 casos.

“…ya se cuenta con elementos –dijo– que permiten pensar en la judicialización en contra de fedatarios públicos de Oaxaca, aunque este número podría ir creciendo conforme avancen las indagatorias en otros casos…”

El procedimiento es simple:

“…cuentan (los notarios) con “posiciones estratégicas” en cabildos y autoridades municipales para el despojo de inmuebles y predios de alta plusvalía…

“..Posteriormente, se dan las invasiones violentas de los citados predios ya sea mediante grupos de choque o diligencias legales amañadas; y más tarde se da fe pública de actos o resoluciones para tratar de apropiarse de tierras comunales o propiedad privada que este cerca de algún proyecto estratégico de gobierno o en algún punto que pueda significar una alta plusvalía”.