COMPARTIR

 305 total views,  2 views today

Sería, en síntesis, el obituario del PRI.

De ese partido y del presidente orgánico del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Alejandro Moreno, Alito.

Formal porque, hemos subrayado aquí, hay un triunvirato en el otrora partido de Estado o casi único, como lo matizó en 1988 Carlos Salinas de Gortari.

Lo completan, lo sabemos todos y lo sufren los gobernadores priistas, el coahuilense Rubén Moreira y su esposa Carolina Viggiano.

Ellos han creado el problema y se han topado con los gobernadores sobrevivientes, en especial Omar Fayad Meneses y Alejandro Murat Hinojosa.

Ellos reclaman no injerencia del CEN a espaldas de la militancia, como se pretende imponer a la Viggiano en Hidalgo… ¡como candidata del PAN!

-Es una traición al priismo, a Hidalgo, al estado más priista del país -me dice y repite Fayad Meneses ante quien lo entrevista.

El está en abierta oposición ante la imposición centrista, a la cual también se ha opuesto Murat Hinojosa, quien ofrece una garantía:

-En Oaxaca manda la militancia.

Ambos estados irán a elecciones en 2022 y el PRI de la triada Moreno-Moreira-Viggiano pretende llevarlos a la derrota para perder… ¡10 de 10 gubernaturas priistas!

Sí, ocho en 2021 -Campeche incluido ante la cuestionable Layda Sansores, cuyas trapacerías en Álvaro Obregón siguen bajo auditoría- y dos en 2022.

LA ÚLTIMA DE 4 PATAS

Hay historia:

Cuando en 2016 Alejandro Moreno Cárdenas asumió la gubernatura de Campeche, las primeras palabras de su discurso fueron de elogio para mi amigo, mi hermano, mi guía, mi tótem José Murat.

Y José Murat le movilizó al priismo y planchó a la oposición interna para llevarlo a la dirigencia del PRI, pero ahora los tiempos, las derrotas y las traiciones han cambiado el ánimo.

Muchos de quienes operaron por Alito hoy recuerdan con desilusión:

-Las sillas y las mesas tienen cuatro patas… Al menos tres ya están frágiles o quebradas, preludio de defenestración y cenizas.

Los tres sabrán si serruchan la otra.

DEL MAZO Y RIQUELME

1.- Coahuila y el Estado de México son aparte.

En el Palacio de Gobierno de Toluca despacha Alfredo del Mazo, con peso, presupuesto e imagen propios y por lo tanto con autonomía para no aceptar imposiciones.

Pero en la sede gubernamental de Saltillo Miguel Ángel Riquelme tiene una situación especial por su cercanía con Rubén Moreira y Carolina Viggiano

Ella fue acaso su principal impulsora para hacer candidato a Riquelme y accedió su esposo Moreira, quien está satisfecho con su sucesor.

Aunque las elecciones estatales serán hasta 2023, paralelas con las del Estado de México, no debe tener problema para ponerse de acuerdo con la actual cúpula tricolor… si sobrevive para entonces.

Pero en darles gusto con el candidato Riquelme puede sellar la funesta herencia del PRI y conseguir un fabuloso… ¡0 victorias y 12 derrotas ante el partido gubernamental!

Y 2.- ayer Omar Fayad situó el uso patrimonialista del Partido Revolucionario Institucional.

Lamentó haber asistido a la XXIII Asamblea Nacional del PRI, en diciembre pasado, cuando Alito postuló de facto a Carolina Viggiano para Hidalgo y él se autopostuló para la Presidencia en 2024.

De todo esto usted se informó a detalle, con forma y fondo, en las columnas de Teléfono Rojo el lunes 13 y martes 14 de diciembre.