COMPARTIR

 88 total views,  2 views today

• México tiene más asesinatos de menores de edad que Ucrania, país que se encuentra en guerra.
• En promedio cada día 7 menores de edad son asesinados.
• En el primer cuatrimestre de este año 806 niños fueron asesinados.

El Diputado Federal José Antonio García, señaló que la estrategia fallida de Abrazos, no Balazos, implementada por el Gobierno Federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, ha traído consigo en los últimos 41 meses, la muerte de 8 mil 300 menores de edad, los cuales representan un duro golpe para la infancia mexicana y dan muestra de la incapacidad de este Gobierno por brindar protección a las niñas, niños y adolescentes, por lo que pidió cambiar dicha estrategia e implementar una estrategia eficaz que garantice la seguridad de este sector de la población.

“En México, las niñas, niños y adolescentes, atraviesan por un grave problema de inseguridad, pues de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en promedio cada día 7 menores de edad son asesinados, dejando dolor y sufrimiento a sus familias.” indicó el Diputado Federal panista José Antonio García.

El legislador refirió que Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Michoacán y Tamaulipas, son las entidades federativas que concentran el mayor numero de homicidios de menores de edad en nuestro país.

El también secretario de la comisión legislativa de Seguridad Ciudadana, comentó que “la ola de violencia que atraviesa nuestro país, provoca que México se ubique como uno de los países más peligrosos del mundo para la población infantil, incluso por arriba de países como Ucrania que se encuentra en guerra, pues en lo que van del año 806 menores de edad han sido asesinados a lo largo del país, mientras que en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa se han registrado 257 muertes de menores”.

El legislador detalló que “las niñas, niños y adolescentes representan el futuro de la sociedad, al ser un sector un fundamental para el progreso de nuestro país, por ende, la violencia que sufren las niñas, niños y adolescentes ponen en riesgo no solo su desarrollo, sino también su integridad, su salud e incluso su propia vida.”

“El Estado Mexicano, debe de establecer una política y acciones de prevención y protección de la población infantil, principalmente de los que viven en ambientes violentos y en zonas de alta marginación, a fin de coadyuvarles a garantizar un desarrollo adecuado para su bienestar y el de sus familias”, finalizó el diputado José Antonio García..