COMPARTIR

 38 total views,  2 views today

· Ya quedó muy claro que para este gobierno el fin justifica los medios y no les gusta eso que de la ley es la ley

· Acción Nacional exige que, en México, como lo mandata la Constitución, tengamos una policía civil, no militarizada

· El gobierno está sobre exponiendo a las Fuerzas Armadas a la corrupción y a relaciones perniciosas y peligrosas que ponen en riesgo la seguridad del país

El decreto del presidente para que las funciones de seguridad de la Guardia Nacional pasen a la Secretaría de la Defensa Nacional es claramente inconstitucional, declaró el dirigente Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza.

En conferencia de prensa, dijo que ya quedó muy claro que este gobierno no respeta la Constitución ni las leyes, que el fin justifica los medios y no les gusta eso que de la ley es la ley.

“Y una acción como la anunciada el día de hoy por el presidente es claramente inconstitucional, porque al inicio de su mandato los partidos de oposición acordamos formar la Guardia Nacional, pero con dos requisitos: primero, que fuera encabezada por un civil, de inmediato lo violentó y puso a un civil como mando; segundo requisito que en su momento se puso, que fuera la participación de las Fuerzas Armadas en su integración, temporal, de 5 años a concluirse en el 2024, para fortalecer con el nombre que fuera, Guardia Nacional, una policía civil”, explicó.

Ante el anuncio presidencial, añadió Cortés Mendoza, Acción Nacional exige que, en México, como lo mandata la Constitución, tengamos una policía civil, no militarizada, porque hoy el gobierno está otorgándole a nuestras Fuerzas Armadas atribuciones que no tienen y está sobre exponiéndolas a la corrupción y a generar todo tipo de relaciones perniciosas y peligrosas que ponen en riesgo la seguridad del país.

Señaló que en México no podemos permitir lo que sucede en Venezuela, donde lo que sostiene a la dictadura de Nicolás Maduro son las Fuerzas Armadas que en ese país están coludidas con el gobierno.

El presidente del PAN reiteró su respaldo a las Jornadas de Oración convocadas por la Iglesia católica y el valiente llamado que han hecho para que las autoridades corrijan la fallida estrategia en seguridad que ha generado más violencia en todo el país.