COMPARTIR

 52 total views,  2 views today

Estados Unidos aumentará el número y la capacidad de los “vuelos de deportación” para miles de inmigrantes en la fronteriza ciudad texana de Del Rio (sur), informó el Departamento de Seguridad Interior este sábado.

Más de 10 mil migrantes, mayoritariamente de Haití, acampaban bajo un puente en la frontera sur de Estados Unidos, una crisis humanitaria que pone en aprietos al gobierno de Joe Biden.

Los migrantes están en una zona controlada por las autoridades de aduanas y fronteras, que desplegaron 400 efectivos adicionales para tratar de contener la crisis y “mejorar el control del área”, según un comunicado del Departamento de Seguridad Interior.

Las autoridades indicaron que añadirán “transporte adicional para acelerar el ritmo (de vuelos) e incrementar la capacidad” de traslado “hacia Haití y otros destinos en las próximas 72 horas“.

Ya había vuelos a Haití, México y Ecuador
Ya se realizaban “expulsiones y vuelos hacia Haití, México y Ecuador, así como (hacia) los países del triángulo norte” de Centroamérica, Honduras, El Salvador y Guatemala, añadieron.

Estos migrantes llegaron a la pequeña ciudad de Del Rio, Texas, cruzando el Río Grande que separa a Estados Unidos de México. De los 2 mil que eran a principios de la semana el número subió a 10 mil 500 el jueves por la noche, según Bruno Lozano, el alcalde de esta localidad limítrofe con Ciudad Acuña.

El viernes, el alcalde demócrata, que espera miles de llegadas más, declaró el estado de emergencia y cerró el puente al tráfico.

“Las circunstancias extremas exigen respuestas extremas”, declaró al diario Texas Tribune. “Hay mujeres que dan a luz, personas que se desmayan por la temperatura, son un poco agresivas y eso es normal después de todos estos días de calor”, remarcó.

“La inmigración clandestina representa una amenaza importante para la salud y el bienestar de los habitantes cercanos a la frontera y para la vida de los migrantes”, añadió el Departamento de Seguridad Interior en un comunicado.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP en inglés), ya había indicado que una vez atendidos, “la gran mayoría de los adultos que llegan solos y muchas familias continuarán siendo expulsados bajo el Título 42“, una normativa de salud adoptada al inicio de la pandemia para frenar la propagación del coronavirus.

UNO TV NOTICIAS