COMPARTIR

 70 total views,  2 views today

• Hace casi tres años y medio, López Obrador habló de implementar un “Sistema de Salud de calidad”, con medicamentos gratuitos; y tener un sistema como el de los países nórdicos y Canadá; dando prioridad a los que no tienen Seguridad Social


• Lo que tenemos es un sistema fragmentado; sin infraestructura ni medicamentos; y menos, seguridad para las y los médicos que tengan la certeza de que no los van a “levantar” o a matar por haber salvado la vida de personajes antagónicos del crimen organizado

El Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, a través del diputado Marcelino Castañeda Navarrete, reprobó el hecho de que se quiera denigrar a las y los médicos mexicanos, y ver a los galenos cubanos como los héroes de nuestro país, al pretender ubicarlos en zonas de alta marginación e inaccesibilidad, cuando el propio Ejecutivo Federal es responsable del fracaso al que hemos llegado por hacer pedazos al sistema sanitario nacional en sus intentos de monopolizarlo.

En el marco de la Séptima reunión Ordinaria de la Comisión de Salud, Castañeda Navarrete enfatizó que el que haya el titular del Ejecutivo haya establecido un acuerdo de cooperación en materia de salud con Cuba, no le da derecho a denostar a los médicos mexicanos: “No pueden decir que ‘faltan’ médicos mexicanos, ‘que no son capaces’, ‘que no tienen disposición’; porque –recalcó- eso lastima”.

Y, además –enfatizó- eso es mentira porque existe disposición de las y los médicos mexicanos. Podemos entender el acuerdo de cooperación en materia de salud que el gobierno haya hecho; pero no podemos denostar a los médicos mexicanos. Esa es la única parte que debemos de cuidar. Plazas, efectivamente, no existen; pero ¡ahora resulta que los héroes son los médicos cubanos y no los mexicanos! ¡No puede ser eso!

Por separado, recordó que, desde el 14 de diciembre de 2018, López Obrador convocó a gobernadores de las entidades del sur-sureste, caracterizadas por contar con las poblaciones más marginadas y con difícil acceso a servicios de salud, a fin de signar un “Acuerdo para Garantizar el Derecho al Acceso a los Servicios de Salud y Medicamentos Gratuitos de la Población sin Seguridad Social”, en el que habló de su proyecto de “integrar al MISS e ISSSTE e institutos de salud a cargo de la Secretaría del ramo, con los centros y unidades médicas administrados por estados.

Sin embargo, transcurrieron ya más de tres años y lo que tenemos es un sistema fragmentado; sin infraestructura ni medicamentos; y menos, seguridad para las y los especialistas que tengan la certeza de que no los van a “levantar” o a matar por haber salvado la vida de personajes antagónicos pertenecientes al crimen organizado.

Hace casi tres años y medio, aseveró el diputado federal, Andrés Manuel López Obrador habló de implementar un “Sistema de Salud de calidad”, con medicamentos gratuitos; y consagrar el derecho a la salud como una realidad; tener un sistema como el de Dinamarca, los países nórdicos y Canadá; dando prioridad a los que no tienen Seguridad Social, los no derechohabientes que es más de la mitad de la población.

“Hasta dijo que muchos jóvenes que trabajaban en el narcotráfico buscaban emplearse en minas porque ‘ahí sí se les garantizaba sistema de salud’. Habló de ‘rescatar el sistema de Salud Pública en todos los niveles; que haya médicos, medicamentos porque una queja constante es que no hay medicinas ni equipos, buena atención en el primer nivel, igual que en el hospitalario”; pero lejos de crecer, perdimos lo avanzado”, acusó.

Sin duda nos encontramos en un debate polémico con el tema de los médicos cubanos; pero lo que debiera obrar es la prudencia y no seguir acusando a los demás de las omisiones y debacle a las que el mismo Ejecutivo nos ha llevado, finalizó.