COMPARTIR

 62 total views,  4 views today

El Gobierno Federal debe atender llamados de especialistas para aumentar vacunación y medidas de prevención ante nueva variante del virus SARS-CoV-2


La variante Ómicron enciende las alertas mundiales ante riesgos de un repunte de casos; no obstante, Presidencia de la República es indiferente


Ante las alarmas internacionales por la nueva variante del virus SARS-CoV-2 y el llamado de la Presidencia de la República a un mitin en el zócalo de la Ciudad de México el próximo 1° de diciembre, Jesús Zambrano Grijalva, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática, subrayó que “es irresponsable convocar a congregaciones masivas ante las alertas de una cuarta ola de contagios de COVID-19. Hacer un llamado de este tipo implica poner en riesgo la vida de todas y todos los mexicanos que acudan”.

La nueva variante, llamada Ómicron por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sido calificada como “preocupante”, ya que se ha identificado que es más agresiva y con una propagación rápida incluso entre población vacunada. Ante el riesgo de una nueva ola de contagios a nivel mundial, distintas bolsas de valores registraron una caída y varios países tanto de América como de Europa han restringido vuelos desde el sur de África.

De acuerdo con especialistas en epidemiología, virología y políticas públicas, es momento de que México refuerce sus medidas de tratamiento y prevención de contagio para evitar el repunte de la crisis sanitaria actual. En este sentido, se recomienda la aplicación de una tercera dosis de refuerzo; la aplicación de vacunas a adolescentes, niños y niñas, y la reducción de la movilidad. No obstante, la convocatoria de la Presidencia de la República contraria estas medidas.

«El presidente de la República demuestra indiferencia y arrogancia. En lugar de cumplir con sus obligaciones y hacer su trabajo para que no se pierdan más vidas, llama a que las y los mexicanos se reúnan en el zócalo capitalino para escuchar un informe de gobierno, a pesar de que se ponga en riesgo su integridad”, reprochó Zambrano Grijalva.

Asimismo, recordó que, a pesar de que el Gobierno Federal reconoce solo 293 mil muertes causadas por COVID-19, existe un exceso de mortalidad de más de 600 mil muertes de inicios de 2020 al 9 de octubre de este año. “¿Cómo se explican esos lamentables fallecimientos si no es por la ineficacia ante el manejo de la pandemia y una crisis sanitaria que amenaza con empeorar ante la aparición de la variante Ómicron?”, cuestionó el dirigente perredista.

Por esta razón, condenó el llamado irresponsable e inconsciente a una concentración multitudinaria y aseguró que “la Presidencia de la República se tendrá que hacer responsable de la integridad de las personas que asistan a la concentración a la que está convocando”.