COMPARTIR

 68 total views,  2 views today

* Es un cambio de paradigma en la impartición de justicia en México, sostiene el Presidente de la Jucopo 

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, aseguró que la expedición del nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares hará que la justicia sea más pronta, expedita y cercana a las y los mexicanos.

Durante la inauguración del quinto foro “Hacia un Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares. Retos y Análisis”, en Puebla, el senador dijo que esta aplicación de la justicia se logrará mediante el fortalecimiento de las instituciones, la homologación de los procedimientos y con la unificación de los criterios.

Es un cambio de paradigma en la forma de impartir justicia en México, afirmó, encaminado a lograr el mejor modelo de justicia cotidiana. “Se trata de una reforma de gran calado, a nivel de la del Sistema de Justicia Penal del 2008, pero por la cantidad de asuntos que se judicializan en el país en materia civil y familiar, el impacto será mucho mayor”.

Además, el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena afirmó que el nuevo ordenamiento impulsará la aplicación de procesos judiciales ágiles y útiles para resolver los conflictos con celeridad, en beneficio de las personas que acuden a los Tribunales en búsqueda de justicia.

El líder de la mayoría legislativa denunció que, ante los ojos de la ciudadanía, el sistema de justicia civil y familiar es lento, incierto, complicado, discriminatorio y costoso, especialmente para quienes tienen pocas posibilidades de costear un juicio.

En ese tenor, Monreal Ávila sostuvo que la expedición del Código conlleva importantes retos que la justicia cotidiana debe resolver, como la aplicabilidad para garantizar un mayor acceso a la justicia; establecer condiciones de igualdad; generar mecanismos judiciales orales sencillos; así como lograr el cumplimiento de las sentencias.

El presidente de la Comisión de Justicia, senador Rafael Espino de la Peña, indicó que no deben simular la justicia, es decir, formular leyes que parezcan de avanzada, pero no lo son. En ese sentido, subrayó que para hacer que la justicia sea real, es necesario escuchar las voces de todos los sectores de la sociedad y articularlas con inteligencia.

El Senado de la República trabaja para mejorar la vida de las y los mexicanos, sostuvo, por lo que siempre tienen en mente legislar con una visión de derechos humanos. La emisión de leyes, dijo, debe contar con un enfoque de integración social; por ello, subrayó que el nuevo Código Nacional debe ser práctico

Buscamos darle confianza y certidumbre a las y los justiciables mediante la optimización de los recursos, la promoción de mecanismos alternativos de solución de controversias y el impulso al uso de las nuevas tecnologías de la información en los procesos judiciales, detalló el senador morenista.

La senadora Nadia Navarro Acevedo, presidenta de la Comisión Bicamaral del Canal de Televisión del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, aseguró que el Senado está obligado a crear un ordenamiento que abone a la transformación de las instituciones procesales y que garantice el desarrollo pleno y efectivo de cada individuo en la sociedad.

No es concebible un Código que no sea incluyente y progresista, o que no cuente con un enfoque de derechos humanos y perspectiva de género, aseveró la legisladora de Acción Nacional. En ese sentido, indicó que se debe construir un instrumento entendible, sencillo, y de fácil acceso y comprensión que termine con el concepto de justicia inalcanzable.

El gobernador constitucional de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, asentó que al Poder Legislativo le corresponde mejorar los sistemas de justicia; mientras que, al Ejecutivo, local y federal, le corresponde respetar la soberanía del Judicial, lo cual se ha acreditado en el estado que gobierna, pues se le ha apoyado presupuestalmente y nunca se le ha presionado.

La lucha contra la desigualdad, subrayó el titular del Ejecutivo en esa entidad federativa, debe lograr que todas y todos los ciudadanos tengan un acceso a la justicia equitativo y en igualdad de condiciones, por lo que la atención a grupos vulnerables es especialmente prioritaria.

Héctor Sánchez Sánchez, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado de Puebla, explicó que el debido proceso no es necesariamente un procedimiento perfecto, pero debe ser justo para toda la sociedad. Por ello, afirmó que reducir al mínimo los aspectos administrativos ayudará a reducir la carga de trabajo de los tribunales y eficientar la aplicación de la justicia.