COMPARTIR

 24 total views,  2 views today

Durante esta temporada de invierno está el riesgo de una cuarta ola de Covi-19, así como casos de influenza, señaló Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del ISSSTE, quien aseguro que el gobierno federal no está preocupado porque se cuenta con las vacunas suficientes para completar los esquemas de inmunización y los contratos para adquirir los antígenos necesarios.

Al comparecer ante las comisiones unidas de Salud y Seguridad Social de la Cámara de Diputados, el funcionario federal recomendó mantener las medidas sanitarias preventivas como el uso del cubrebocas, y obvio la sana distancia, al tiempo, que anunció la instrumentación de una intensa campaña de promoción de la salud.

“Nosotros como ISSSTE estamos preparados, tenemos los 114 hospitales listos para volver a reconvertirlos. Afortunadamente hay un mayo conocimiento del virus y sobre todo esto nos ayuda porque los propios médicos y enfermeras, ya tienen más información, tenemos mejores equipos de protección. Vamos a implementar una renovada campaña de cuidados”.

Al preguntarle diputados sobre la posibilidad de aplicar una segunda dosis de la vacuna Cansino Ramírez Pineda, señaló que hasta ahora no se tiene contemplado ese refuerzo.

En este marco, el director del ISSSTE admitió que el 90 por ciento de la infraestructura médica en dicha institución ha quedado rebasada y carece de mantenimiento y conservación, lo que impide ofrecer un servicio óptimo a los trabajadores del Estado.

Dijo que se trata de edificios, sistemas hídricos, eléctricos y equipos que fueron adquiridos desde hace décadas, por lo que se hace un esfuerzo por sustituir los aparatos, aunque los servicios de mantenimiento son caros y de baja calidad.

Agregó que, en tres años de trabajo para consolidar la transformación de los servicios de salud, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ha invertido alrededor de tres mil 959 millones de pesos en equipamiento, mantenimiento e infraestructura médica en todo el país en beneficio de 13.5 millones de derechohabientes.

Ramírez Pineda, indicó que, con el restablecimiento de los servicios médicos, las consultas externas se han restablecido al 90 por ciento, las cirugías y trasplantes se están realizando conforme al programa de atención al rezago.