COMPARTIR

 110 total views,  2 views today

Con restricciones por la Covid-19, se reanuda la conmemoración de las apariciones de la «virgen morena», ya que se cumplen 490 años, para atender a los 4. 2 millones de fieles que arribarán del 10 al 12 de diciembre, autoridades capitalinas disponen de más mil personas de la alcaldía Gustavo A. Madero; 2250 en el apoyo de operación; 640 de la policía auxiliar; 350 del personal especializado en manejo de flujos; 700 personas para la limpieza, mantenimiento y desinfección masiva; 300 para la limpieza y desinfección manual y 800 voluntarios, así lo anunciaron autoridades locales como eclesiásticas.

El operativo se llama “Bienvenido Peregrino”, y en el participarán alrededor de nueve mil personas más de la administración. Las autoridades capitalinas y eclesiásticas señalaron que habrá filtros de desinfección y piden a los guadalupanos que acudan con cubrebocas y con su esquema completo de vacunación.

También se recomienda no llevar a bebés, niños y adolescentes; ya que no se permitirá la pernocta, el esquema de visita será fluido, se espera que tarden de 5 a 15 minutos desde su entrada hasta la salida- y las misas y las mañanitas serán previamente grabadas.

La gente no podrá permanecer en el atrio, ni en el interior de los templos y la Casa del Peregrino permanecerá cerrada, así como el servicio de bici puertos de la alcaldía Gustavo A. Madero.

Se utilizarán dos mil 250 vallas ligeras; 175 sanitarios, 225 vehículos de limpieza, con 15 filtros COVID y carpas de apoyo; y se distribuirán cinco mil cubre bocas KN95 y 25 mil de doble capa, más de 6 mil insumos informativos médico-sanitarios y 50 ambulancias de rescate estarán al pendiente de cualquier contingencia.

Además, habrá un cuadrante único de operación que abarca avenida Montevideo, Euskadi y Talismán, avenida Centenario y Martín Carrera y Cantera, en donde habrá una zona de constante desinfección y dos puestos de coordinación al interior y exterior del atrio de la Basílica.

El secretario de Gobierno, Marti Batres, dijo que se vigilarán, de manera especial, avenidas como Zaragoza, Circuito Interior a la altura del AICM y metro Oceanía; Reforma y Ricardo Flores Magón; Tlalpan y Churubusco y en Garibaldi y Bellas Artes.

También accesos carreteros como en el puente de la Concordia, Vallejo, en la entrada Mexico-Toluca y en la sede de la alcaldía Cuajimalpa que son puntos importantes de la llegada de peregrinos.

Por cierto, Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, dijo enfática, “no vamos a cerrar las actividades económicas” porque hasta ahora no hay información científica concluyente sobre la nueva variante Ómicron del coronavirus SARS-CoV-2, detectada el 24 de noviembre en Sudáfrica, como para decretar cierres en diversos sectores de la economía de la capital mexicana.

“No hay ningún signo, nada, que nos alerte para cerrar las actividades económicas. Consideramos que (cerrar) afectaría de una manera tremenda no solo al sector económico (empresas), sino también a la economía familiar (empleos). Las medidas que hay que tomar hay que hacerlas en su momento con la información pertinente”, comentó.

Y remarcó: “no hay nada en este momento que nos esté alertando en la Ciudad de México o el país. En los últimos cinco días regresamos a una disminución de la hospitalización y estamos en números mínimos de defunciones diarias de Covid-19”.