COMPARTIR

 52 total views,  4 views today

Ya pasados los comicios intermedios es tiempo de seguir adelante y enfrentar los retos que como país se presentan, con el objetivo de poder sacar ventaja a favor de una mejor calidad de vida de los mexicanos

Es momento de aterrizar los proyectos de crecimiento y establecer que este debe ir a la par del desarrollo tecnológico y de reglamentos y leyes a nivel mundial o de lo contrario nuestro país se irá rezagando hasta convertirse nuevamente en un país que ofrece únicamente mano de obra barata y expulsa a mucha de su gente a otras naciones en la búsqueda de conseguir lo que se le niega en su propio país, un trabajo con un salario digno y suficiente para tener una vida cómoda y con servicios completos.

Es por ello que el gobierno de López Obrador deberá entender que la principal preocupación del gobierno de Joe Biden, presidente del país vecino y principal socio comercial, es el combate a la corrupción y todos los problemas que de ello emanan

La visita de la vicepresidenta Kamala Harris dejo entre ver que migración, corrupción y el respeto al derecho laboral son precisamente la base en la cual se deberá trabajar para alcanzar una zona económica de crecimiento en América

El tema de migración, que es lo más importante para Estados Unidos, radica principalmente en evitar que los países de América sigan expulsando a sus pobladores hacia esa nación, lo que ocasiona conflictos de seguridad pública y social.

Es por ello que el respeto a la reforma laboral no solo en México, por ser el principal socio comercial, sino con los otros países donde Estados Unidos ocupa mano de obra es fundamental, porque aceptando que el salario de los trabajadores de los demás países sea similar al que se ofrece en Estados Unidos, puede disminuir la migración, porque no existirá gran diferencia entre lo que gana un trabajador de México, El Salvador, Colombia o cualquier otra nación de este continente con el que recibe un trabajador en la Unión Americana.

Es por ello, que en su reciente visita a México, Kamala Harris fue enfática en señalar que respetar la reciente reforma laboral aprobada en médico y respetar todos los derechos laborales que de ella emanan son fundamentales para una mejor relación comercial y diplomática entre ambas naciones

Hizo saber que se ha aprobado por parte del presidente Biden un financiamiento de 130 millones de dólares para asistencia técnica y cooperación en el aterrizaje de la reforma laboral en temas prioritarios, como terminar con el trabajo infantil y la defensa de derechos sindicales.

Esto deberá entenderse que México tendrá que evitar que las empresas del país, principalmente las exportadoras contraten a hombres, mujeres y hasta infantes para realizar el mismo trabajo que se hace en Estados Unidos con menor salario, y que se permita a los trabajadores de México el poder elegir libremente quiénes serán sus representantes sindicales y crear nuevos sindicatos con el objetivo de que estos organismos defiendan específicamente sus derechos.

Es por ello que no es casualidad que, en menos de un mes, el gobierno de Estados Unidos activó ya oficialmente, en el marco del T-MEC, dos mecanismos laborales de respuesta rápida para determinar si hay o no una violación a los derechos de libre asociación y negociación colectiva de trabajadores mexicanos.

Ambos casos están relacionados al sector automotriz, el primero es el de la planta de GM en Silao, Guanajuato, y el segundo, que se originó este miércoles, es el de la empresa de autopartes Tridonex, en Matamoros, Tamaulipas.

Desde luego, las secretarias de Economía y de Trabajo han asegurado que están comprometidas en garantizar el cumplimiento del T-MEC en materia laboral y el respeto de los trabajadores, pero el riesgo para las empresas en caso de que se confirme y continúe la inconformidad de trabajadores es que podrían hacerse acreedoras a sanciones arancelarias en sus exportaciones, esto implicaría que la balanza comercial no sería tan favorable para el país.

Pero estos son el principio de muchos otros problemas que persisten en el país, donde los derechos de los trabajadores son violentados, será porque los sindicatos negocian un contrato colectivo que favorece a sus líderes y no a los trabajadores o los sindicatos que prevalecen son los denominados blancos o blandos y fueron creados específicamente para proteger los intereses de los empresarios.

Además de existir una gran cantidad de trabajadores que no pueden crear un sindicato al interior de las empresas donde trabajan so pena de ser despedidos y “boletinados”, para evitar que sean contratados por otras empresas.

Pero lo peor es que en las instancias de gobierno también existe violación a los derechos laborales, donde los mismos actores, que están obligados a obedecer las leyes que están dentro de nuestra Carta Magna, no lo hacen, casos como la agencia Notimex, que depende del gobierno federal y los trabajadores del Senado de la Republica y la Cámara de diputados, que muchos de ellos carecen de los derechos más fundamentales.

Quizá es por ello, que el día de ayer López Obrador se reunió con el Consejo Mexicano de Negocios, que agrupa a los empresarios más grandes de México, y les aseguro que no habrá incremento en impuestos en lo que resta de su mandato o alguna acción que afecte al sector privado y que trabajarán juntos para fomentar inversiones.

Probablemente más adelante conversará con ellos respecto a la reforma laboral y los derechos de los trabajadores, principalmente respecto al tema de salarios competitivos

Sin embargo, para conseguir esto es necesario que López Obrador retire iniciativas controvertidas como las Leyes recientemente aprobadas en materia de Electricidad e Hidrocarburos que limitan la competencia en estos sectores y pretenden que sea de manera monopólica por el
Estado su manejo, también el decreto referente a la ampliación de mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que muchos ven como la puerta para que en los próximos años se hable de una ampliación del mandato presidencial.

Así pues, México deberá empezar a enfrentar estos problemas que se presentan en lo inmediato para iniciar un verdadero crecimiento económico del país, con bases sólidas de respeto a los derechos fundamentales de los trabajadores a la libre competencia para poder beneficiarse completamente del T-MEC