COMPARTIR

 98 total views,  2 views today

México nuevamente está en la atención del mundo, lo lamentable es que esto parte de una acción negativa como lo es el trato que se les da a los emigrantes centroamericanos, caribeños y algunos suramericanos que cruzan por nuestro país para alcanzar el sueño americano.

La forma pocos cortes con la cual se paran, hasta el momento, cuatro caravanas de emigrantes, nos muestran la falta humanismo por parte de los agentes del Instituto Mexicano de Migración (INM), principalmente.

La forma en la cual se intenta detener a los emigrantes, se eleva en ocasiones a la brutalidad despiadada, como el golpear en la cabeza a un emigrante caído, o jalonear a las madres para arrebatarles a sus hijos, con el objetivo de detener el flujo migratorio, que amenaza más a los Estados Unidos que a México mismo.

Pero lo más lamentable es que la acción para evitar esta migración no tiene una cabeza visible para tratar el asunto.

Entendemos que el INM es la primera dependencia en actuar, por lo que la acción dependerá directamente de la Secretaría de Gobernación, cuyo titular es Adán Augusto López Hernández, en cuanto a establecer la estrategia a utilizar para evitar primero que los emigrantes crucen de manera ilegal a nuestro país y la segunda, evitar que sean golpeados o maltratados.

Es aquí donde la secretaria de Relaciones Exteriores, encabezada por Marcelo Ebrard Casaubón, deberá realizar su trabajo primordial, que es el dialogo con las naciones expulsoras para evitar que esto suceda y se escale a problemas mayores.

Pero también entra en el juego, la Guardia Nacional, que hasta el momento depende de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que durante meses ha sido asignada a vigilar la frontera sur del país, para evitar la entrada de los emigrantes.

Pese a este número de dependencias que deberían evitar el maltrato de los emigrantes, uno de los ejes del gobierno actual, se hace lo contrario y en el mundo se observan fotografías y videos de la brutalidad de los cuerpos de seguridad y vigilancia mexicana contra los emigrantes.

Como candidato AMLO planteó un enfoque de derechos humanos y desarrollo regional en Centroamérica para atajar la inmigración que atraviesa México rumbo a Estados Unidos.

Los cambios que han ocurrido respecto a este problema y la asignación de la operación que López Obrador otorgo a Ebrard sobre el INM, desplazo a la secretaria de Gobernación que ahora solo se ha convertido en un espectador más.

Estas decisiones y asignaciones que no contempla aun la ley mexicana, han detonado una serie de actos de brutalidad que no puede ser sancionada, porque no se sabe a ciencia cierta quine ha dado las órdenes para llevarlas a cabo o si es de forma individual la forma de actuar de los agentes del INM.

Ahora, que las imágenes cotidianas son de cacería de familias de inmigrantes en Chiapas, y brutalidad por parte de los agentes del INM, es importante que nos preguntemos ¿quién es el responsable de estos actos? y ¿por qué la Guardia Nacional no evita los mismos, haciendo se cómplice de ellos?

Hasta el momento Marcelo Ebrard solo se ha dedicado a tocar el tema de las vacunas y no de los migrantes, algo que al paso del tiempo posiblemente se convierta en un gran problema para sus aspiraciones presidenciales.

Además, deberemos pedir a López Obrador explicar por qué seguir manteniendo la política migratoria que impuso Donad Trump a la administración de Peña Nieto, y que juro romper.

Uno esperaría que, en este gobierno, el aceptar hacer “el trabajo sucio” a Estados Unidos ya hubiera terminado, sin embargo, López Obrador lo continua porque sabe bien que desecharlo traería problemas principalmente a la continuidad de su proyecto.

En los próximos días se reanuda el Diálogo Económico de Alto Nivel, encabezada por Marcelo Ebrard, Tatiana Clouthier y Gabriel Yorio, con el objetivo de complementar la integración productiva bilateral.

¿Se hablará sobre el trabajo en tema migratorio que realiza México? O ¿se evitará para no causar malestar a nuestro principal socio comercial?

Ya lo estaremos siguiendo y después comentaremos.