COMPARTIR

 26 total views,  2 views today

El dólar estadounidense es una unidad monetaria de relevancia global, aceptada en cada rincón del planeta. La confianza que depositan ahorristas y comerciantes de todo el mundo en ella hace que se puede utilizar para cualquier transacción posible, desde inversiones hasta pequeños pagos, aún fuera de los Estados Unidos. Y que ciudadanos de los países más remotos atesoren, en mayor o menor medida, billetes y monedas de dólar porque confían en la estabilidad de su valor a lo largo del tiempo.

Sin embargo, es posible que más de una persona guarde displicentemente en un frasco o monedero una moneda cuyo verdadero valor sea mucho mayor al dólar o centavos que expresa a nivel nominal. Errores a la hora de la acuñación de una moneda o circunstancias particulares de una edición pueden hacer que se generen ediciones raras muy codiciadas por los coleccionistas que las transforman en objetos preciados: algunas se pueden vender por entre USD 25 y USD 25.000 de acuerdo a la suerte del hallazgo.

no es necesario encontrar una moneda del siglo XXI para conseguir algo valioso. A continuación, una serie de monedas de dólar o centavos de dólar relativamente recientes que tienen errores de acuñación o circunstancias al momento de su creación que las hacen particularmente valiosas.

  1. Cuarto de dólar del Estado de Wisconsin con hoja extra del año 2004

De los 453 millones de quarters de Wisconsin acuñados en en el año 2004, miles fueron marcados de alguna manera con una hoja extra en una planta de maíz; algunos especulan que un empleado de la Casa de la Moneda lo hizo a propósito. No fácilmente identificable, la hoja se superpone con la imagen de la mazorca de maíz. Según el sitio de fact-checking Sopes, aunque todavía no se ha establecido un valor de referencia para estas unidades monetarias entre los coleccionistas, los precios pagados hasta ahora han variado desde cerca de USD 100 dólares hasta (en un caso aislado) a USD 1.499 por un comerciante de Tucson -donde apareció la mayor cantidad de estos ejemplares- por un espécimen particularmente bueno.

  1. “En dios nos oxidamos” de 2005

Este error de 2005 no pretendía ser una declaración sobre la religión o el gobierno, sino que se cree que fue simplemente el resultado de la acumulación de grasa en el cuño de la moneda, que rellenó la T de la palabra “Trust” y la hizo difícil, sino imposible de detectar. Los errores de acumulación de grasa no son tan infrecuentes y no siempre tienen mucho valor. En este caso, sin embargo, el error está en un lugar bastante interesante, lo que hace que las monedas tengan más valor para algunos coleccionistas.

La leyenda tradicional de monedas y billetes estadounidenses “In God we Trust” -en dios confiamos- quedó así trastocada para formar “In God we Rust” -en dios nos oxidamos.

Su hallazgo está lejos de volver rica a su dueño, pero para tener en cuenta que se trata de un cuarto de dólar -25 centavos- y se puede vender a USD 100

INFOBAE