COMPARTIR

 48 total views,  2 views today

Sidney Poitier, el primer actor negro en ganar un premio Oscar como actor protagonista en en «Los lirios del valle», falleció este viernes a los 94 años en Bahamas, informan fuentes del archipiélago.

El primer dandi negro de Hollywood, deja tras su muerte un rastro de rectitud, elegancia y lucha por los derechos civiles.

La leyenda de Hollywood se convirtió, aún habiendo nacido en Miami, en el bahameño más famoso del mundo, país donde se crió con su familia y del que fue embajador en Japón y ante la Unesco una vez finalizada su multipremiada carrera como actor y director de cine.

Dotado de una elegante imagen ante la cámara, interpretó variados papeles, en la mayoría rompiendo los estereotipos hacia las personas de color como cuando fue el prometido de la hija de Spencer Tracy y Katharine Hepburn en «Adivina quién viene a cenar esta noche».

Además de su carrera en el cine, ha publicado dos autobiografías: «This life» (1982) y «The Measure of a man, a spiritual autobiography» (2000).

Nació en Miami el 20 de febrero de 1927, pero creció y se educó con su familia, que eran agricultores de tomates, en la Isla de Gato, Bahamas.

A los 14 años se trasladó a Miami y a los 17 ingresó en el Ejército para servir en la Segunda Guerra Mundial.

Después, en 1943 se marchó a Harlem, donde desempeñó diversos oficios hasta que fue seleccionado por el «American Negro Theatre» y debutó en Broadway en 1946 en una pequeña producción titulada «Lisistrata».

Se inició en el mundo del espectáculo como suplente de Harry Belafonte en «Days of our youth». Debutó como actor de cine en 1950 con «Un rayo de luz» de Joseph Mankiewicz, aunque su primer éxito fue «Fugitivos», de Stanley Kramer (1958), película por la que fue nominado al Óscar por primera vez y tuvo un Globo de Plata.

Por «Los lirios del valle» (1963) se llevó un Óscar, un Globo de Oro y un Oso de Plata al Mejor Actor Principal.

Entre sus otras películas más conocidas se encuentran: «Semilla de maldad» (1955), «Adivina quién viene a cenar esta noche» (1967), «En el calor de la noche» (1967), «Rebelión en las aulas» (1967), «Ahora me llaman Mr. Tibbs» (1970), «A double life» (1985) y «Shoot to kill» (1988).

Sidney Poitier fue el primer actor negro -varón- que recibió un Óscar a la mejor interpretación, por «Los lirios del valle» (1963). Antes ya lo había conseguido la actriz negra Hattie McDaniel por «Lo que el viento se llevó»(1939).

En 2002, Poitier recibió el Óscar Honorífico por sus brillantes interpretaciones, por su «presencia única en la pantalla» y por «representar la industria con dignidad, estilo e inteligencia».

Poitier fue embajador de Bahamas en Japón de 1997 a 2007 (luego vitalicio) y ante la Unesco, y recibió en 2009 de manos del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, la Medalla Presidencial de la Libertad, la condecoración civil más importante del país.

En 2014 acudió a la 86 edición de los Óscar y fue el encargado de entregar un premio junto a la actriz estadounidense Angelina Jolie. El legendario actor recibió en 2016 el Bafta honorífico.

En 2019, el actor, con 92 años, sufrió la pérdida de algunos familiares tras el paso del huracán Dorian por el norte de las Bahamas.

Sidney Poitier, considerado como «el bahameño más famoso en todo el mundo», da nombre a un puente en Nassau. Y en 2021, la Universidad Estatal de Arizona bautizó con su nombre a su nueva escuela de cine.

Se casó en primeras nupcias con la bailarina Juanita Hardy (1950-1965), madre de sus cuatro hijas mayores. Después, en 1976, contrajo matrimonio con la actriz canadiense Joanna Shimkus, con la que tuvo otras dos hijas más, y con la que formó uno de los matrimonios más sólidos de Hollywood.

Texto: AGENCIA EFE