COMPARTIR

 60 total views,  2 views today

• Habría un problema serio de inseguridad sin Reforma Constitucional; México nos necesita a todos, pues está por encima de cualquier visión personal o de partido, destaca el senador

Si no se aprueba la Reforma Constitucional, que amplía el plazo para que las Fuerzas Armadas realicen tareas de seguridad pública, para marzo de 2023 tendrían que regresar alrededor de 200 mil elementos del Ejército y de la Marina a sus cuarteles, por lo que “habría un problema serio” de inseguridad.

Así lo consideró el coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, en un panel sobre “Poderes de la Unión: Hacia una nueva relación” Expansión Summit 2022, que se llevó a cabo en el Centro Banamex.

El legislador advirtió que actualmente hay entidades federativas y municipios, en los que la mayoría de los elementos que realizan tareas de seguridad pública son soldados y marinos.

Además, hay estados en los que es más importante la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina, que la policía estatal y municipal.

Recordó que, con la reforma constitucional de 2019, se estableció en el artículo quinto transitorio un periodo de cinco años para que la Guardia Nacional madurara, creara su propia estructura y no dependiera del Ejército ni de la Marina para poder ejercer facultades de seguridad pública.

Ese plazo, agregó, concluye en marzo del 2023 y “no creo que en un año y medio se vaya a resolver el problema de la inseguridad y no creo que sea conveniente, aún, el retorno de los soldados y los marinos a sus cuarteles”.

Ricardo Monreal refirió que en el país hay cerca de 400 mil policías municipales, estatales y Guardia Nacional, pero alrededor de la mitad son soldados y marinos que están enfocados a tareas de seguridad pública.

Subrayó que, en marzo de 2023, será “la época más álgida en materia político-electoral, porque estará la campaña para elegir al Presidente de la República, es decir, “se contaminará el ambiente político sobre el tema”.

“Por eso es oportuna la discusión en este momento sobre la ampliación del plazo de que el Ejército y la Marina presten, auxilien en labores de seguridad pública, mientras concluye la transición de una Guardia Nacional que sea la garante de la seguridad pública en el país”.

El presidente de la Junta de Coordinación Política reiteró que las reformas constitucionales requieren de la mayoría calificada, la cual no alcanzan Morena y sus aliados, por lo que será necesario convencer a otros Grupos Parlamentarios para aprobar este proyecto.

Dijo que, si se aprueba la reforma en la Cámara de Diputados, la minuta se remitiría al Senado de la República, como Cámara revisora, pero en este momento no nos alcanzarían los votos, porque Morena tiene 60 senadoras y senadores, de Encuentro Social son cuatro, seis del PVEM y cuatro del PT, es decir 74 legisladores, pero para la mayoría calificada se requieren 85 senadores.

“Ayer conversé por la mañana con el Secretario de Gobernación y me hizo del conocimiento del interés que tiene el Gobierno mexicano para que esta iniciativa se apruebe, por estas consideraciones”.

Ricardo Monreal afirmó que México nos necesita a todos, pues está por encima de cualquier visión personal o de partido. Nuestro país, enfatizó, “es mucho más grande que cualquier partido y creo que podemos conciliar con todos los sectores” para impulsar el desarrollo económico, político y social.

Con diálogo, dijo el coordinador parlamentario de Morena, “podríamos llegar al mismo puerto”.