COMPARTIR

 28 total views,  2 views today

Con más de 35 años de experiencia en la distribución de gas, la empresa MEXI-GAS LP ofreció al gobierno federal todos su despliegue logístico y operativo para distribuir el Gas Bienestar y llegue a todos los hogares.

En conferencia de prensa, los representantes de MEXI-GASLP LP, Erika Vazquez Rodríguez y Javier Arturo Rendón Paredes, informaron que en próximos días buscarán al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a otros funcionarios federales para presentarles la propuesta de coadyuvar en la distribución del gas LP.

Anunciaron que convocarán al gremio gasero para formalizar una alianza de trabajo con Gas Bienestar y respaldar en todo al gobierno para poder distribuir en todo el país su producto.

El ofrecimiento de colaboración que harán llegar al titular del ejecutivo y otras dependencias federales señala que la empresa y sus agremiados darán seguridad jurídica al Estado Mexicano y a los trabajadores.

Esto luego que el gremio se compromete a que el 100 % del personal esté registrado laboralmente ante las diversas instancias y que estarán a disposición de Gas Bienestar.

Con ello se otorga seguridad social con todos los beneficios de ley a los trabajadores, y generando empleos formales, respetando en todo momento los derechos laborales y patronales, así como uniformar a todo el personal como Gas Bienestar.

Los recursos materiales de los agremiados como tanques, vehículos e inmuebles deberán cubrir con la reglamentación vigente exigida por las leyes e instituciones de gobierno; además se propone que vehículos deberán estar rotulados a nombre de Gas Bienestar.

Al cumplir con todo eso, se anula toda posibilidad que existan pipas piratas y huachicoleo de gas, así como evitsr extorsiones a comisionistas por parte de grupos sin registro.

Asimismo, los agremiados se comprometen a que no podrán distribuir otro gas que no sea el de Gas Bienestar, otorgando así seguridad comercial al gobierno y garantizando que el gas llegará a todo el país al precio que debe ser para no afectar la economía de los mexicanos, ya que la compra-venta del gas sería sin intermediarios.