COMPARTIR

 34 total views,  6 views today

El Papa Francisco dijo el martes que la cruz no debe usarse como símbolo político y advirtió contra los cristianos que intentan ser triunfalistas, en una aparente crítica al uso de la religión con fines partidistas.

Francisco voló a la ciudad de Presov, en el este de Eslovaquia, donde presidió un largo servicio conocido como Divina Liturgia, un rito bizantino utilizado por las Iglesias orientales católicas y ortodoxas.

El pontífice entretejió su homilía en torno al asunto de la identidad cristiana, diciendo que los cristianos a menudo usan cruces y crucifijos de manera superficial.

En declaraciones a unos 30.000 fieles, afirmó que muchos cristianos lucen crucifijos o cruces alrededor del cuello, en las paredes de sus casas, en sus autos y en sus bolsillos, pero no tienen una relación real con Jesús.

«De qué sirve esto, a menos que nos detengamos a mirar a Jesús crucificado y le abramos el corazón», dijo. «No reduzcamos la cruz a un objeto de devoción, mucho menos a un símbolo político, a un signo de condición religiosa y social».

En 1950, en Presov, las autoridades comunistas obligaron a los fieles católicos orientales, que deben su lealtad al Papa, a unirse a la Iglesia Ortodoxa. Varios clérigos del rito oriental que se negaron fueron encarcelados.

En la liturgia del martes, Francisco advirtió nuevamente a los cristianos contra el uso de su religión en las llamadas guerras culturales que él cree que dañan el bien común.

«¿Con qué frecuencia anhelamos un cristianismo de ganadores, un cristianismo triunfalista que sea importante e influyente, que recibe gloria y honra?», se preguntó.

En Eslovaquia, la formación de extrema derecha Partido Popular Nuestra Eslovaquia, o kotlebistas, dice que se basa en tres pilares: cristiano, nacional y social, y ha prometido evitar la inmigración de refugiados, en su mayoría musulmanes.

«La cruz no es una bandera para ondear, sino la fuente pura de una nueva forma de vida», dijo Francisco, agregando que un verdadero creyente «no ve a nadie como un enemigo, sino a todos como un hermano o hermana».

Varios partidos políticos en Europa, incluidos alguno de extrema derecha en el este, usan cruces en sus banderas o símbolos.

INFOBAE