COMPARTIR

 58 total views,  2 views today

*Legisladores destacan necesidad de establecer medidas para evitar los incrementos constantes e injustificados de dichos productos 

El Senado de la República solicitó a la titular de la Secretaría de Economía, Raquel Buenrostro Sánchez, profundizar en el análisis sobre el incremento en los precios del acero y cemento en nuestro país, a fin de tener mayores elementos e información para tomar una decisión, en caso de que sea necesario intervenir en estos mercados. 

También pidió a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) actualizar la información de la plataforma “Quién es Quién” en los precios de los materiales de construcción.

El dictamen destaca que esta plataforma es de gran utilidad para conocer el precio regional y nacional de estos insumos, pero desafortunadamente la información de ese portal no ha sido actualizada desde el año pasado. 

Las y los senadores destacaron en el documento la necesidad de verificar los precios del cemento y la varilla en México, que se establezcan medidas para evitar los incrementos constantes e injustificados de dichos productos y, en su caso, se inicien los procedimientos y sanciones correspondientes por prácticas monopólicas, colusión y fijación de precios de las empresas cementeras y acereras. 

De acuerdo con la actualización del Índice Nacional de Precios al Productor, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en junio de este año el aumento general de los precios de los materiales, alquiler de maquinaria y remuneraciones para la industria de la construcción fue de 15.35 por ciento a tasa anual, con lo que se acumularon 29 meses con 

incrementos. 

Refirieron que el precio de los materiales para la construcción fue el segmento que registró el mayor incremento con un alza de 16.89 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, lo que empujó el incremento en todo el indicador. 

Como punto de referencia, a nivel nacional, informaron que, a finales de 2020, la varilla costaba alrededor de 12 mil pesos, mientras que al mes de junio del presente 2022 se ubicó en los 35 mil pesos. Así, este material en específico ha sufrido una inflación acumulada en dos años de hasta el 150 por ciento. 

Una tendencia similar se registró en las láminas metálicas, en los cinco primeros meses del 2022, ya que aumentó 27.5 por ciento, respecto al año pasado.