COMPARTIR

 74 total views,  2 views today

Alejandro Moreno ha transmitido un mensaje:

-Ustedes tráiganme los acuerdos y yo los firmo.

Tras la entrada viene la explicación:

Alfredo del Mazo y Miguel Ángel Riquelme tienen plena autonomía para conducir las negociaciones de sus respectivas alianzas en el Estado de México y Coahuila.

Son los dos últimos gobernadores priistas en posición de jugar sus entidades durante el actual Gobierno -los demás han caído uno a uno- y ambos deben plantearse dos alternativas inevitables:

La primera es si no han negociado la entrega en aras de cargos federales, impunidad y a la postre tranquilidad para no contar con investigaciones y persecuciones al estilo cuatrero.

Y la segunda, si optan por postular a candidatos del PRI con vocación triunfadora para, envueltos en la alianza Va por México, dar la pelea y enfrentar consecuencias de un Gobierno vengativo.

Si es así, no hay duda:

Del Mazo escogerá entre Alejandra del Moral, Ana Lilia Herrera o Laura Barrera, en acuerdo con el panista Enrique Vargas -principal contendiente opositor- y los dirigentes Marko Cortés y Jesús Zambrano.

En Coahuila parece no haber contienda interna: Manolo Jiménez está en ruta de salida y por ello negocia con priistas, panistas, perredistas, emecistas y aun morenistas.

ENSAYO DE COGOBIERNO

¿Cuál es el tema central?

Las candidaturas deben aprobarlas los presidentes de los partidos aliancistas y como los perfilados son priistas, Alejandro Moreno, Alito, debe firmar los registros.

Él no será obstáculo, promete.

Pero ha perfilado condiciones: mantener vivo a Va por México, suscribir no sólo una alianza, sino un Gobierno de coalición, y presentar un plan programático para los próximos sexenios.

Es, sirva de explicación, la garantía de repartir la administración pública entre militantes de los partidos participantes y las organizaciones civiles adherentes.

Alito, Marko Cortés, Jesús Zambrano y Enrique Vargas ven este ensayo como prueba práctica de cuanto podría hacerse si en 2024 van unidos y hay cogobierno.

A esta posición se suma el Frente Cívico Nacional, donde convergen militantes de varios partidos, organizaciones empresariales, ciudadanos comunes y sociedad civil.

El mensaje lo entregarán el lunes a Toluca una docena de esos impulsores.

-Llevamos un solo mensaje: ni PAN ni PRI ni PRD, ni MC si se suma a esta lucha democrática, tienen derecho a poner en riesgo el futuro nacional. Porque después del Estado de México sigue la República -me dijo ayer el exsenador y exdirigente perredista, Carlos Navarrete.

Un impulso más a una amplia coalición.

ANGUSTIA POR DELFINA

1.- Las alertas están encendidas.

Horacio Duarte no nada más va de coordinador de una campaña incapaz de encender hasta ahora en el Estado de México.

Él y los principales cuadros del Grupo Texcoco serán los más vistos porque Delfina Gómez no tiene las fuerzas físicas para una campaña intensa.

Hay preocupación por su salud.

Y 2.- En el juego de distracción del Presidente aparecen nombres de relleno como posibles candidatos al poder federal en 2024.

Ha incluido, extraño, a quien se perfila como adversario de Palacio Nacional y quien como gobernador de Coahuila tiene un lema:

-Vamos a ganar sí o sí -dice Miguel Ángel Riquelme y a su lado asiente Manolo Jiménez mientras teje sumas y sumas.