COMPARTIR

 16 total views,  2 views today

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, por unanimidad de 487 votos, reformar la Ley General de Educación en materia de violencia escolar, con el propósito de impulsar políticas públicas orientadas a mejorar la convivencia social y escolar, así como prevenir y atender este fenómeno.

El dictamen, que reforma el último párrafo del artículo 74 y la fracción II del artículo 128 y adiciona una fracción XXIII al artículo 115 de dicho ordenamiento legal, fue remitido al Senado de la República.

Establece que las autoridades educativas formularán y desarrollarán estrategias para la detección, prevención, atención y seguimiento de cualquier expresión de violencia o maltrato escolar en contra de los educandos.

Menciona que son derechos de quienes ejercen la patria potestad o la tutela el participar en la formación y desarrollo de estrategias para la detección, prevención, atención y seguimiento de cualquier expresión de violencia o maltrato escolar.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Educación, diputada Flora Tania Cruz Santos (Morena), dijo que fue producto del consenso en esa instancia y en la de Derechos de la Niñez y la Adolescencia, con la finalidad de prevenir y erradicar la violencia escolar.

Consideró que el problema del acoso en los centros escolares es multifactorial y su combate se debe abordar desde distintas aristas. Este fenómeno persiste en la mayoría de los niveles educativos, lo que genera graves consecuencias en el comportamiento de las y los estudiantes, su desarrollo físico y emocional.

Comentó que, de acuerdo con datos del CONAPRED, cuatro de cada 10 niñas y niños reportan haber experimentado violencia social. Asimismo, 71 por ciento de las y los adolescentes dicen haber recibido insultos y burlas en los últimos cinco años. Por lo anterior, agregó, es necesario atender este problema que lastima a la sociedad.

En su oportunidad, la presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, diputada Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI), destacó la importancia de tomar conciencia e impulsar la cultura de paz pero, sobre todo, estar atentos a la violencia que se ejerce en las relaciones.

Apuntó que México ocupa el primer lugar en casos de bullying en educación básica, situación que afecta a más de 18 millones de alumnos en primaria y secundaria, públicas y privadas.

Afirmó que es fundamental visibilizar esta problemática. “Es primordial la labor de las autoridades educativas en la vigilancia del comportamiento de los alumnos para identificar los actos de violencia y tener oportunidad de llevar a cabo una adecuada atención de comportamientos como la discriminación, el acoso sexual y el bullying”.

Del PRI, la diputada Sayonara Vargas Rodríguez indicó que los alumnos enfrentan diversas problemáticas que limitan su pleno desarrollo y atentan contra la propia integridad. Agregó que la violencia escolar aumentó en los últimos años a nivel mundial.

La violencia y el acoso son actos que dañan la estabilidad emocional y física de niñas y niños; pueden impulsar a los menores a terminar con su vida o atentar contra la integridad de sus agresores, además de provocar cuadros depresivos o estados de ansiedad, indicó.

Afirmó que es indispensable fortalecer las políticas públicas para combatir y erradicar la violencia y el acoso escolar en todas las escuelas de educación básica, media superior y superior.