COMPARTIR

 94 total views,  2 views today

¿Y el debido proceso? El licenciado presidente se jacta de respetar a la división de poderes y que lo suyo, lo suyo, pero lo suyo, no es la venganza.

¡Felicidades!, licenciado. Pero…

En espacios del Congreso de la Unión, incluso a legisladores oficialistas como que les gana la risa, por supuesto en privado, cuando Su Alteza Serenísima dice en vivo y a todo color que respeta a las decisiones de diputados federales y senadores, pero les da línea y ordena no quitar ni una coma a sus iniciativas.

Y eso es público, no versión de segunda mano ni chisme entre curules y escaños.

Y qué le digo de lo que jueces, magistrados y ministros, funcionarios y trabajadores del Poder Judicial de la Federación opinan acerca de esa recurrente intromisión del Santo Patrono de los otros datos en asuntos que sólo competen a los impartidores de justicia.

Bueno, ni qué decir de la frecuente por no decir permanente descalificación que el licenciado presidente aplica a legisladores de la oposición e incluso generaliza el calificativo de corruptos a jueces y magistrados.

Sí, usted dirá que Andrés Manuel I aplica el “con todo respeto” y la muletilla “honrosas excepciones”, para ponerse a salvo y tener un elemento de disculpa contra sus clientes cotidianos en la famosa mañanera, un ejercicio en el que una interesante cuanto próspera barra mercenaria le hace preguntas a modo.

Y da pauta al linchamiento sin fundamento, a partir de un dicho, de la versión mercenaria. Le daré un ejemplo.

Debe decirse que, en esa barra de furibundos enemigos de periodistas, analistas y líderes de opinión, florece el enojo personal, la envidia por lo que aspiran a ser pero no serán porque se han prostituido carentes de convicciones y viven su temporada de gloria.

Sirven a un fin; sirven al poder en turno y, cierto, no son iguales a los que critican como lo hace el licenciado López Obrador, porque su límite de desarrollo personal es el que se aplican, al fin acólitos del Santo Patrono de los otros datos y éste al unísono, y se desenvuelven en aguas de la mediocridad alimentada por la mal llamada pobreza franciscana.

Y no se trata de una defensa oficiosa en favor de quienes tienen tribunas de alta audiencia, porque ellos se defienden solos pero cotidianamente están en el mensaje que no discurso presidencial, ése que dosificado estigmatiza y generaliza y asume que todo aquel ciudadano, político o periodista que no comulga con el licenciado presidente, es un jodido enemigo, conservador, neoliberal, golpista y traidor a la patria.

¿A poco no?

Veamos la pauta que dio un ciudadano en la mañanera; no lo identifico periodista porque la sola pregunta lo evidencia portador de un chisme que usó Su Alteza Serenísima para descalificar y golpear al Instituto Nacional Electoral, tema de moda porque el INE le estorba.

Disculpe la extensión, pero es importante citar el texto íntegro. Lea usted:

“Buenos días, señor presidente. Pues resulta que ahorita está surgiendo una nueva modalidad de acoso a la libertad de expresión y lo está haciendo el INE a través de multas y sentencias.

“Y le quiero leer un tuit, que fue multado a Erick Gutiérrez, el director de Sin Línea. Lo multan por hacer un comentario en un tuit que publica la diputada (federal) Andrea Chávez (legisladora de Morena) y pone así, dice Andrea Chávez:

“‘Una diputada federal del PRD acaba de decir en la comparecencia de nuestra Secretaría de Cultura que el Fondo de Cultura Económica —abre comillas— no debe dedicarse a fomentar la lectura’. Y dice: ‘Aunque usted no lo crea’.

“Erick Gutiérrez contesta: ‘Les aterra tener un pueblo culto e informado’.

“Y eso le valió a Erick, ese comentario, que lo multe el INE, porque la diputada aludida pone una denuncia por violencia política de género, y resulta que además multan a 200 personas más.

“Entonces, ya no se está dando, digamos, la censura y el acoso judicial desde la Presidencia o desde los entes de gobierno, sino que ahora es el mismo INE el que manda a callar a comunicadores por expresar un comentario en Twitter.

“Y aunado a esto se revelan unos chats entre el presidente del INE y el presidente del PRI, ‘Alito’ Moreno y Lorenzo Córdova, el día de ayer, en donde claramente se ve una complicidad en algunos tratos, que se asesoran, que se dicen, que se ayudan, que ‘hermanito’, ya sabe.

“Y, pues, bueno, aquí hay una correlación de que están… Porque estas multas curiosamente, señor presidente, están yendo hacia comunicadores que tienen una tendencia, digamos, de izquierda, una tendencia más liberal y menos conservadora, porque a comunicadores conservadores no los están multando.

“Su opinión al respecto, señor presidente”.

¿Qué le parece? ¿Nueva modalidad de acoso a la libertad de expresión? ¿Será que la otra es la que se practica en la mañanera? Además, no hay prueba alguna, sólo la versión del personero; no hay nombres de esas otras 200 personas supuestamente multadas por el INE, mucho menos de periodistas “acosados” por el INE.

Y resulta que el Instituto Nacional Electoral no aplica multas económicas a ciudadanos, porque no es de su competencia y menos por un comentario en redes sociales de la naturaleza que asume el supuesto sancionado y censurado.

¡Ah!, pero el denunciante en la mañanera como no queriendo alude a la conversación entre Alejandro Moreno Cárdenas y el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello, que la culta Layda Sansores divulgó.

¿Y qué respondió Su Alteza Serenísima? Elemental, aprovechó la pregunta.

“Pues que es extralimitarse, no le corresponde al INE multar a un periodista, es un exceso, ya se están convirtiendo en el instituto de la censura”, dijo Andrés Manuel I. Y su palabra es la ley.

Luego trivializa el tema:

“(…) Y que, si se necesita cooperar para pagar la multa, yo ayudo. Ahorita no tengo nada aquí, pero buscaría yo de mis ahorros, le pediría yo a Beatriz que me adelantara el domingo (…)”.

Entrado en gastos, Su Alteza Serenísima acusa al INE, a los consejeros:

“Y están muy obnubilados, fuera de sí, muy molestos, es por lo mismo. Qué les puede preocupar un Twitter, un mensaje. No pasa nada, no pasa absolutamente nada”.

¿Obnubilados? ¿No pasa nada? Entonces, para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo. Las ganas de joder al vecino y abrir brecha en la sucesión presidencial. ¡Canijo INE!, parece agente de tránsito levantando multas.

Pauta para ocupar el espacio del doctor Gertz Manero y pontificar y dar línea en el caso que ha desviado la atención de temas como la inflación y la carestía, ésta a la que la canasta básica le viene guanga aunque el licenciado presidente diga que todo en el país está chévere.

¡Recáspita!

“Y tiene que ver también con una concepción que prevalecía muy autoritaria, que todavía se manifiesta. Ve uno los medios de información, los articulistas, columnistas y dice uno: ¡qué bajo habíamos caído!, ¡cuánta inmoralidad!, ¡cuánta deshonestidad intelectual, por decir lo menos! Esto que vemos en el reportaje último”, acusó por enésima ocasión en la mañanera de media semana.

Socava credibilidad a los medios de comunicación y determina que Jesús Murillo Karam es culpable ¿y Pepe el Toro es inocente? ¿Y el debido proceso?

Bueno, para el licenciado presidente no hay ley que valga porque “no me vengan con ese cuento de que la ley es la ley”, frasea en franca advertencia al Poder Judicial de la Federación.

Además, ¡demonios!, “por eso, no importa que sigan los ataques, las calumnias, porque están mostrando el cobre, está saliendo a flote, está emergiendo lo abominable, en este caso y en otros. Sin duda, esto es lo que mejor demuestra el estado decadente en que estaba el sistema político mexicano”, sostiene el dueño del poder y concluye:

“(…) los jueces van a escuchar la opinión de todos, y ojalá hablen, que todos hablen. Si dicen que no es nada más Murillo Karam, pues que Murillo Karam diga quién le dio la orden (…)”.

–Es decir, Murillo podría acogerse a este criterio de oportunidad. Usted ha dicho que este es un asunto de Estado, el caso Ayotzinapa. Para saber realmente qué pasó, ¿podría ser esta figura?—le planteó una, ella sí, reportera.

–Sí, todos, inclusive sin acogerse, este es un asunto de dignidad. Si alguien está siendo acusado injustamente, pues tiene que hablar—respondió el licenciado presidente.

Además, desde el púlpito recomendó, acaso para salvar almas del purgatorio, que quienes escribieron en el diario Reforma cuando Murillo Karam dio a conocer la verdad histórica del caso Iguala, que ofrezcan disculpas.

“Silva Herzog, Aguayo, Denise, Carmen Aristegui, etcétera, etcétera, etcétera. Deberían de ofrecer disculpas y decir: ‘Ya no vamos a escribir en un periódico así’, porque durante mucho tiempo engañaron, que eran independientes, mucha gente creyó en ellos”, planteó Su Alteza Serenísima.

Sí, por favor, licenciado Murillo, señoras y señores involucrados en el caso Iguala-Ayotzinapa, háganle caso al licenciado y ofrezcan disculpas y asuman lo que dicta la ley. ¡Ah!, Lorenzo Córdova, no multes a los chicos del twitter. Porfis, la patria se los reconocerá. ¿A poco no? Digo.

sanchezlimon@gmail.com @msanchezlimon @sanchezlimon1