COMPARTIR

 78 total views,  2 views today

Está cantada.

No será necesario esperar a las elecciones locales del 2023 en Coahuila y el Estado de México y menos las votaciones presidenciales de 2024.

La primera derrota del neo dedazo de Palacio Nacional, de su 4T y de su operador en la Secretaría de Gobernación (Segob) se perfila para noviembre próximo.

Es teoría, es un tema inocuo.

Pero no.

Se trata de quienes darán fe de la legalidad y legitimidad del proceso donde participará la maquinaria lopezobradorista contra una oposición hoy dormida.

Porque serán los notarios públicos quienes, en cada estado de la República, en cada distrito y en cada casilla se encargarán de vigilar el cumplimiento de la ley para emisión del voto libre.

O sea, al final de cuentas, los garantes de la democracia.

Pero desde ahora se les quiere sojuzgar y de la peor manera para imponerles una dirigente, Guadalupe Díaz Carranza, en quien no reconocen méritos ni rectitud ni representatividad.

EL CÁRTEL DEL DESPOJO

El dato es elocuente:

Desde la secretaría de Gobernación de Adán Augusto López se le impulsa para presidenta del Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNP) y Guadalupe Díaz Carranza lo presume.

Ya hay víctimas por esta operación antidemocrática contra dos mil 500 profesionales -unos mil 750 hombres y 750 mujeres- para las elecciones del 12 de noviembre.

Informó la agencia Quadratín el jueves pasado:

“Guillermo Vega Guasco, notario público 25 con sede en Pachuca, renunció a la presidencia del Colegio de Notarios del Colegio de Hidalgo tras condicionar folios notariales a cambio de un voto en favor de Guadalupe Díaz Carranza, implicada en el cártel del despojo en tierras del Istmo de Tehuantepec y aspirante a presidenta del notariado nacional”.

Esta información causa un escándalo en el gremio convertido en bumerán contra el operativo de Estado cuyos alcances van más allá de un simple proceso a culminar el mes próximo.

Pese a lo ilegal, ella lo presume en entrevistas, mientras López y su antecesora Olga Sánchez Cordero -cena en casa particular- se reúnen para ver cómo apoyan a quien desde la titularidad del Poder Ejecutivo hay interés en imponerla.

Ella lo declara en medios y dice más: es la notaria favorita de la empresaria María Asunción Aramburuzabala y por eso le conoce todas sus operaciones y fortunas.

PATENTE SOSPECHOSA

El propósito político está a la vista:

Desde ahora quiere creársele historial y méritos para postularla en 2024 al Senado de la República por el estado de Oaxaca a fin de ponerla en la antesala de la gubernatura por el partido oficial.

Aunque le despejen el camino, los profesionales del notariado buscan explicaciones sobre su comportamiento como parte del llamado cártel del despojo en el Istmo de Tehuantepec.

Varias grabaciones la comprometen.

Pero entre notarios se difunden otros datos, a saber:

Recibió la patente sin haber cumplido la edad reglamentaria.

No litigó.

No tuvo oposición.

No fue ratificada por el Congreso del estado.

Y como tesorera todavía le falta justificar un faltante de cinco millones de pesos en el Colegio de Notarios del Estado de Oaxaca.