COMPARTIR

 132 total views,  4 views today

Ya antes he escrito sobre este tema, pero me veo en la necesidad de insistir en ello ante la inminente realización del proceso de revocación de mandato.

Parece que con la fuerte ayuda de Frena y de los seguidores del presidente, se van a lograr las firmas necesarias para iniciar el formal procedimiento para revocarle el mandato al presidente, mediante el cual, según la Constitución, se lleva a cabo esta revocación por pérdida de confianza al presidente de la República por parte de los ciudadanos que tienen el derecho de despedirlo de su cargo, correrlo, eliminarlo del poder presidencial.

Hay que recordar, que esta iniciativa fue originalmente presentada por el presidente de la República, emulando lo que hizo el dictador Hugo Chávez, para ratificar su mandato y no para revocarlo, con el fin de promover su imagen ante las elecciones federales del pasado 6 de junio del año 2021. Sin embargo, la oposición, se negó a prestarle su voto a dicha iniciativa (que por ser enmienda constitucional era necesaria su participación), que establecía que, a petición del propio presidente, se iniciaba el procedimiento de ratificación del mandato, o bien, proveniente de la petición ciudadana. Por esta negativa opositora, A MORENA no le quedó otra más que aceptar la objeción de la oposición cambiando el enfoque de la iniciativa original del presidente por el de una revocación de mandato por pérdida de confianza al presidente.

No obstante lo anterior, cuando se hizo la ley secundaria que regularía el proceso de revocación de mandato, de una manera tramposa, MORENA embaucó a la oposición a que en la ley de revocación de mandato se pusiera una opción de revocar el mandato al presidente o ratificárselo, totalmente en contra del espíritu original de la reforma constitucional, y medio, tramposamente, regresando a la iniciativa original del presidente. La ley secundaria que, obviamente, viola el espíritu de la Constitución y que ha sido sujeta a recursos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación aun puede retornar a su espíritu original.

Bien, ahora nos encontramos ante la situación de que los seguidores del presidente han estado promoviendo la revocación de mandato con el fin de ratificarlo, mientras los seguidores de Frena, han estado promoviendo el procedimiento para revocarle el mandato al presidente y despedirlo de su cargo. Una verdadera dicotomía.

Si nos encontramos ante el supuesto de que se hayan obtenido las firmas necesarias para iniciar el procedimiento revocación de mandato, los ciudadanos tenemos la disyuntiva de salir a las urnas y votar por que se despida al presidente o salir a las urnas y votar por que se ratifique al presidente en su cargo.

¿Yo me pregunto, si usted está en contra de todas las políticas y los resultados del gobierno de nuestro presidente estaría usted de acuerdo en abstenerse de revocarle su mandato?

Si los seguidores del presidente desean ratificarle el mandato (cosa por demás innecesaria) lo van a hacer con o sin la participación de la oposición al presidente. Por lo que se me hace un despropósito abstenerse de votar por la revocación y dejar al presidente seguirle daño a la Nación.

La revocación de mandato es un derecho ciudadano otorgado por nuestra Constitución para despedir a un presidente inepto.

Ciudadano elige cuál es el camino que quieres seguir.