COMPARTIR

 282 total views,  2 views today

Pueden parecer exagerados.

Pero el culmen de postulaciones en Quintana Roo se ve como anticipo de la sucesión presidencial en 2024.

O una parte de él.

En aquel estado caribeño la pelea entre partidos y candidatos se da entre ramas de un mismo árbol: todos fueron priistas.

A la información:

El panal de perdones imperdonables -y no ex oxímoron porque Morena purifica, dice el discurso oficial-, premios dulces y marginaciones injustificables es el partido de Palacio Nacional, Morena.

Jugaron muchos en la interna y en la sede del Poder Ejecutivo se negoció con el Verde y su niño la candidatura a favor de Mara Lezama.

Su postulación generó inconformidades y en horas la senadora Marybel Villegas anunciará su salto a MC para estar en la boleta de junio.

Eso fracturaría a la fuerza oficial y abriría la competencia porque arrastraría votos de la militancia guinda, para esperanza de la oposición.

PELEA ENTRE MUJERES

Esa decisión repercutirá en las otras fuerzas.

Desde hace meses varios exgobernadores -Jesús Martínez Ross, Miguel Borge, Félix González, Joaquín Hendricks- impulsaron una alianza.

Querían un frente PRI-PAN-PRD, pero no avanzó por los resabios priistas de la alianza amarilla-azul desde hace seis años con Carlos Joaquín.

Analizaron personas: Arturo Contreras, secretario de Gobierno; el senador José Luis Pech y la segura abanderada Leslie Hendricks.

Panistas y perredistas hacen una encuesta con Laura Fernández, quien primero debería romper con El Niño Verde, y el empresario Roberto Palazuelos.

Será Laura por género, pero Roberto trae su bagaje y puede ser apoyo en campaña -le espera una diputación de mayoría- para algunos de los personajes en liza.

Si va con el PRI, como es previsible, mucho ayudará a Leslie y a unir a toda la militancia tricolor, tan resentida como posible de ubicar.

Grosso modo ese es el panorama quintanarroense y, se preguntará usted, ¿dónde está el escenario presidencial adelantado de 2024?

La clase política caribeña ve en Marybel Villegas el impulso del jefe del control político del Senado, Ricardo Monreal, para vencer a la abanderada de Palacio.

Y ya conoce usted la lucha del zacatecano para competir por la Jefatura del Estado mexicano, lo cual sólo sucedería fuera de Morena.

Contra Morena, pues.

EL QUESO OAXAQUEÑO

1.- Crónica del queso político enredado de Oaxaca:

El Trife no respaldó a Susana Harp contra Morena y regresó su recurso al tribunal local, donde recibirá un segundo palo.

¿Por qué?

Porque tres de los cuatro magistrados estatales obedecen a Salomón Jara, el seleccionado en Palacio Nacional para administrarle Oaxaca.

Y 2.- La lucha de Ricardo Salinas Pliego y su holding contra el fisco mexicano nos dará una enseñanza.

La negativa de la Segunda Sala de la Corte a amparar al Grupo Elektra contra un crédito fiscal del SAT irá a “instancias internacionales”.

Grupo Salinas argumenta en su comunicado “violación a su derecho de acceso a la justicia y defensa debida.

Cuando termine el litigio sabremos si podemos ir allende las fronteras para defendernos de asuntos fiscales internos.