COMPARTIR

 80 total views,  2 views today

Se le consideraba una estrella refulgente.

Una mujer cuyos principios promoverían desde la Corte con las garantías legales, los derechos humanos y el respeto pleno a la ley.

Con esa imagen Margarita Ríos-Farjat transitó de jefa del SAT a la principal sala judicial.

Acaso sus antecedentes, el objetivo exacerbado del Gobierno de López Obrador de perseguir a evasores y recaudar para repartir dinero con fines electorales, han sido factores.

Ahora la ministra Ríos-Farjat es considerada autora intelectual de la autorización al SAT de intervenir todas las cuentas bancarias de todo tipo de causantes sin mandato judicial.

Físicos y empresariales.

Personas físicas y personas morales.

Los expertos sabrán definir mejor si ésta es una afrenta hacendaria a los derechos fundamentales o si, por el contrario, resguardan el secreto bancario como algo sagrado.

En el fondo, todo se ciñe a una disyuntiva: recaudar a cualquier precio para cubrir, repartir dinero o violar el patrimonio familiar y empresarial.

CONTROL DEL SAT VÍA CFE

Debemos, quién lo duda, revisar muchos aspectos.

Esta decisión judicial generará muchas reacciones e inconformidades porque ya no habrá resquicio para los ahorros generados durante años.

Pero hay otros elementos preocupantes,

Ahora, por ejemplo, la CFE de Manuel Bartlett Díaz -sí, el garante del fraude electoral contra Cuauhtémoc Cárdenas con la recordada caída del sistema- funciona como inspector del SAT de Raquel Buenrostro.

Los usuarios de años -de los nuevos ni hablar- deben actualizar sus datos para confrontarlos con los del SAT para apretar los controles fiscales.

¿Es usted inquilino?

Presente su contrato.

¿Es propietario del departamento, casa o jacal donde vive?

Presente las escrituras.

Dicho de otra forma: sus bienes y patrimonio no están a salvo.

Ni modo: son acciones de un Gobierno cuyo titular pregona con orgullo no haber tenido jamás una cuenta bancaria ni registro fiscal ni gasto comprobable porque nunca lo registró.

LA TRAICIÓN DEL PRI A TERE

1.- Ayer hablábamos de la candidata panista Tere Jiménez, quien va en caída en Aguascalientes mientras sube la morenista Nora Ruvalcaba.

Al descuido de su campaña se suma otro dato: el priismo se ha alejado y, por si le hiciera falta, la desprestigia más el dirigente priista estatal, Antonio Lugo Morales, acusado públicamente de acosador.

En redes sociales se reproducen sus coqueteos, su autoritarismo y las traiciones a la alianza Va por Aguascalientes, amén del abandono a la única candidata llamada a salvar la cara opositora en las elecciones de junio.

El priismo hidrocálido ha lanzado su alerta al presidente del PRI, Alejandro Moreno, Alito, quien por honor e imagen debiera removerlo de inmediato.

Y 2.- ¿Quién despacha en Avenida Juárez 20?

Según el Gobierno capitalino, de ahí salió el último y tercer informe de la empresa DNV sobre el accidente de hace un año en la Línea 12.

El Gobierno de Claudia Sheinbaum no lo quiso recibir y ahora se prepara para contestar en términos jurídicos, administrativos y técnicos.

Quien ríe al último ríe mejor, dicen en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.