COMPARTIR

 54 total views,  4 views today

Si todavía sigues el consejo que nos daban las abuelitas o las mamás de utilizar estropajo, zacate o piedra pómez para limpiar la piel y dejarla roja para desmanchar, éste sería un buen momento para cambiar esta práctica, pues en lugar de limpiar la zona, podrías empeorarla. Acá las razones para no tallar la piel al bañarte.

¿Por qué no debes tallar la piel?
La piel es el mayor órgano del cuerpo y necesita cuidados específicos porque sirve de protección contra el calor, luz y lesiones, pero también impide el ingreso de bacterias y funciona como una especie de barrera con el entorno.

En Unotv.com entrevistamos al cirujano dermatólogo Oswaldo Vázquez, quien nos dijo que al utilizar objetos para friccionar la piel, tales como estropajo, esponja o aparatos, se altera la barrera cutánea de la capa superficial de la piel y esto provoca que entren más fácilmente las bacterias; a esto se suma que “al estar frotando la piel, se pigmenta más porque el melanocito, la célula que provoca el pigmento, empieza a producir más melanina”.

En pacientes que frecuentemente se tallan la piel puede hacerse más evidente la hiperpigmentación en ingle, axilas, codos, rodillas y también puede evidenciarse en la cara, a veces en lugar de quitarse una mancha salen más por esta práctica de tallar la piel.

Entonces… ¿qué se debe hacer?
Para lavar la cara, lo único que se debe hacer es utilizar las yemas de los dedos, señala el experto. También sugiere usar un sustituto de jabón o jabones dermatológicos para el área facial que tengan un pH igual al de la piel, los cuales permitan restablecer la flora bacteriana.

Para el resto de cuerpo, de acuerdo con los expertos, se deben utilizar geles de baño o ducha, lo importante es no recurrir a jabones agresivos, pues sólo resecan la piel, no se debe olvidar que lo mejor es mantener hidratada la piel.

¿Es recomendable secarse vigorosamente el cuerpo?
Otra sugerencia que también daban las abuelitas o mamás era que después de bañarse se debía secar vigorosamente el cuerpo con la toalla; de nuevo interrogamos al dermatólogo Oswaldo Vázquez y señaló que la toalla debemos usarla tocando la piel para que absorba el agua, no tanto para que haya fricción, y sugiere aplicar inmediatamente crema hidratante para que exista menos pérdida de agua o se deshidrate la piel y así tenga una mejor calidad.

El dermatólogo recomienda a los pacientes que son de piel más morena no friccionarse la piel porque se mancharán más fácilmente, aunque eso dependerá también del fenotipo del usuario.

UNO TV NOTICIAS