COMPARTIR

 68 total views,  4 views today

Me entristece observar cómo están destruyendo a mi país aquellos que dijeron que todo iba a cambiar. Estoy más que convencido que México no merece la clase política que tiene; menos aún merece la situación que hoy prevalece y que vivimos diariamente los mexicanos.

Afortunadamente aún contamos con instituciones como el INE (Instituto Nacional Electoral) que nos permite a los ciudadanos elegir a nuestros representantes y gobernantes. Por lo tanto, debemos salir a votar pensando en el futuro de nuestro país y el bienestar de todos. Lo debemos hacer por el futuro de las nuevas generaciones.

Cada vez es más frecuente observar el oportunismo de quienes están o se acercan a la política, no con propósito o deseo de servir sino de gozar de las mieles del poder. Es decir, servirse.

La ambición y soberbia de algunos individuos parece no tener límites, al pretender reelegirse. Vergonzoso que existan individuos que no se quieren despegar del cargo, y para lograr su objetivo sean capaces de renunciar a sus principios, al partido en el que se formó y un día le dio la oportunidad de figurar, crecer y tener experiencia como político, para agregarse a un movimiento que está llevando al país al desastre.

Lamentable y vergonzoso, porque quien traiciona una vez podrá hacerlo de nuevo.

Durante las campañas, lo sabemos, los candidatos se sacan sus “trapitos al sol”. Sin embargo, hoy en día, la vulgaridad, las mentiras y las amenazas están a la orden del día no sólo en candidatos hombres, sino también en mujeres.

Difícil llamarle, “señora” a quien utiliza un vocabulario soez y denigrante y se atreve a lanzar amenazas contra la familia del oponente.

¡Cuánta vulgaridad! Provocan náuseas algunos candidatos de ya saben cuál grupo político. ¿Eso es por lo que votaron en las anteriores elecciones? ¿Eso se desea para México? La verdad, no lo creo.

Y no lo creo porque México es un país maravilloso, nuestra tierra es generosa y no merece ser traicionada.

Por lo que está sucediendo en el país, vino a mi mente la frase que utilizó John F. Kennedy en su discurso de toma de posesión como 35° presidente de los Estados Unidos de Norteamérica “no preguntes lo que el país puede hacer por ti. Pregúntate lo que tú puedes hacer por tu país”.

De esa manera Kennedy parafraseó la carta de Gibran Kahlil Gibran dirigida al parlamento libanés, después de la caída del imperio Otomano y que sigue vigente: Existe hoy en día dos clases de hombres en Medio Oriente: los del pasado y los del futuro ¿Cuál es usted? ¿Es el político que pide lo que su país puede hacer por usted o un apasionado que pregunta qué puede hacer usted por su país?

Una sencilla pregunta con vigencia para todos los tiempos y para todos los países, que bien vale la pena responderla con honestidad y de manera individual, es estos momentos cruciales para México.

Y si aún está indeciso con su voto, pregúntese:

_¿Vale la pena votar por quienes han promovido la violencia al pactar con delincuentes? ¡Por supuesto que no!

_Se debe votar por quienes están destruyendo las instituciones que fueron construidas por los mexicanos?

_¿Votaría por quienes aprobaron destruir los fideicomisos y se apoderaron de los recursos? No les importó poner en riesgo la vida de los niños o personas con cáncer por falta de medicamentos. Se robaron descaradamente los apoyos que existían.

_Les daría su confianza a quienes hablan de corruptelas del pasado sin ver las que hay en ellos? Si son tan honestos ¿Cómo explican la fortuna millonaria del actual presidente, expuesta en la revista Forbes? ¿Y la de otros funcionarios de su movimiento?

_¿Votaría por quienes manejaron mal la pandemia? Recuerde los millones de contagiados, la saturación en hospitales, la falta de medicamentos, el desprecio del presidente y sus funcionarios a la vida de todos los mexicanos incluyendo al personal médico, de enfermería, y todo el personal de salud por no brindarles protección con equipos adecuados e insumos.

_¿Votaría por quienes no son capaces de aceptar su responsabilidad en la tragedia de la Línea 12 del Metro y pretenden culpar a otros?

_¿Votaría usted por políticos acusados por cometer actos de abuso sexual o violación? Como son los casos del Diputado por Morena.

Benjamín Saúl Huerta Corona, o como el caso del ex candidato a la gubernatura por el estado de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, a quien se le cayó la candidatura por los señalamientos de violación que tiene en su contra, y del otro personaje que anda muy campante recorriendo el estado de Veracruz con los programas sociales, quien se dice ser él súper Delegado Federal, que cuenta con una denuncia por violación, que consta en la carpeta de investigación 254/2020 de la Fiscalía de Veracruz. En donde los abogados reclaman a la Fiscal del estado, no ver ningún avance en la denuncia interpuesta. ¿Quién sabe por qué será?

_Por favor, no diga que es católico o que cree en Dios, si vota por un grupo político que atenta contra los principios morales y contra la vida de un ser no nato. Se engaña si pretende justificar su voto diciendo “yo voto por el candidato no por el partido”.

Recuerde que estás elecciones son muy importantes para nuestro país. No nos equivoquemos a la hora de emitir nuestro sufragio. Yo ya me definí con mi voto muy razonado. Todo por México, al que debemos rescatar de las garras de quienes han mentido y traicionado al pueblo con una falsa transformación, que no es más que una real destrucción. Ni un voto a los falsos redentores.