COMPARTIR

 80 total views,  2 views today

Para el mandatario López Obrador, abrir los archivos de la ‘guerra sucia’, es un acto de reconciliación y cierre de una etapa vejatoria y represiva, para dar inicio a otra.

En el Campo Militar número Uno, y acompañado por víctimas y familiares de víctimas de la guerra sucia, como parientes de militares, el Jefe del Ejecutivo, dijo que el acto estaba “lleno de significados”.

A los presentes, señaló que la apertura de archivos militares a la comisión de la verdad y esclarecimiento histórico, ayudará a saber lo que pasó, pero sobre todo que no se repitan los actos de represión y oprobiosos.

E insistió “que no se le puede dar vuelta a la hoja así nomás”, se tiene que conocer la verdad y que haya justicia.

Durante su participación agradeció la probidad del general secretario de la Defensa Nacional Luis Cresensio Sandoval por expresar su lealtad en los hechos al asumir el cumplimiento de la instrucción presidencial para llegar a la verdad.

El titular de Sedena dijo que, a través de este acto, las Fuerzas Armadas reafirman el compromiso con el pueblo de México de contribuir a la búsqueda de la verdad sobre los hechos que marcaron un hito en un sector de la sociedad, como el asalto al cuartel de Ciudad Madera, Chihuahua, en 1965, los movimientos estudiantiles de 1968 y 1971, así como los movimientos sociales de Guerrero.

“Para atender las diversas situaciones que se generaron con estos movimientos sociales, el Estado mexicano en su momento adoptó políticas y medidas en algunas regiones del país que buscaron garantizar la seguridad, el orden constitucional y el restablecimiento del Estado de derecho. Sin embargo, determinadas acciones implicaron,lamentablemente, que un sector de la sociedad se viera afectado por sucesos que se alejaron de los principios de legalidad y humanidad, valores que nunca pueden estar separados de la vida institucional del país.”

Por ello, el secretario Sandoval asumió el compromiso de sumarse a la tarea para generar mecanismos que cumplan el esclarecimiento de los hechos pasados, la dignificación de las víctimas y el acceso a la memoria histórica.

Añadió que, desde la instalación de esta Comisión de Acceso a la Verdad, Sedena participa activamente en reuniones de coordinación para establecer el programa de visitas a las instalaciones militares y sus archivos documentales, para lo cual integró un equipo especial que facilita y agiliza estas acciones.

A su vez, el subsecretario de Derechos Humanos de la secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas destacó que, en tiempos de transformación, es necesario mirar de frente a la historia.

Explicó que se ha definido una hoja de ruta de la Comisión de la Verdad que pasa por la apertura total de los archivos e instalaciones militares donde se conoce hubo actos represivos como la quinta y 42 zona militar de Chihuahua; la séptima de Nuevo León, la novena de Sinaloa, la 15 de Jalisco, la 27 y 35 de Guerrero y la 28 de Oaxaca, así como archivos de diversas unidades de fuerzas armadas del estado mayor Presidencial, la policía militar, batallón de fusileros, base aérea militar de pie de la cuesta y estado mayor presidencial.

Detalló que parte del programa de trabajo será: recibir testimonios y personal de la Sedena con el objeto del esclarecimiento histórico; la Comisión de la verdad y la Sedena llamarán a este encuentro a este diálogo para la verdad a personal activo y en retiro de fuera armadas para que brinden información que permita a familiares saber el paradero de desaparecidos, recoger testimonios de víctimas de derechos humanos donde estuvieron en calidad de detenidos; la apertura de instalaciones militares no solo para expertos sino a víctimas que hayan estado en las mismas y obtener su testimonio fundamental para reconstruir hechos y llegar a la verdad.

Micaela Cabañas Ayala, hija de Lucio Cabañas, aseguró que durante 50 años la familia Cabañas ha sido invisibilizada, pero hoy tiene confianza en la comisión y en quien dirige el país:

“Nosotros, los sobrevivientes, tengamos confianza, tengamos fe en que nuestras verdades serán rescatadas y que el acceso a la justicia va llegar por fin.”

Por su parte, Alicia de los Ríos Merino destacó que después de tantos años de exigir ser escuchados, hoy se abre el gran cuartel.

“Hoy venimos a decirle al país, sin duda de por medio, los que pasó en estas instalaciones de la nación. Aquí fueron interrogados, torturados y mutilados nuestros padres y madres; nuestros hermanos y hermanas; los hijos e hijas de cientos de mujeres que no dejaron de buscarlos. Aquí fueron desaparecidas y desaparecidos.

Por último, destacó que hoy es un día histórico y manifestó su disposición al diálogo.

También acompañaron al presidente López Obrador: el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, así como la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo.

Igualmente, el director general de Derechos Humanos de Sedena, Ángel Primitivo Flores González