COMPARTIR

 18 total views,  4 views today

• Frente a la pandemia, el desarrollo de actividades como la prueba PISA, implican una serie de actividades logísticas, técnicas y operativas presenciales.

La prueba del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), por sus siglas en inglés, y que para el próximo año se aplicará a nivel internacional, no será suspendida en México, informó la secretaria de Educación Pública (SEP).

Este reactivo originalmente se tenía programada para este año, pero por la emergencia sanitaria sería adecuado aplicar la fase piloto en otro periodo del año.

La pandemia obligó al cierre de las escuelas en prácticamente todos los países y, en México, se tiene un segundo ciclo escolar a distancia a través del programa Aprende en Casa.

Puntualizó que es voluntad de la dependencia a su cargo continuar con la aplicación de la prueba PISA, y reconoció la importancia que tiene la evaluación para las maestras y maestros como un diagnóstico para detectar las fortalezas y debilidades que contribuyan a un plan de trabajo con base en los resultados que se obtengan.

Para aplicar la prueba PISA las y los estudiantes deberán estar en las escuelas, por lo que ya se analizan los mecanismos que permitan su realización.

Asimismo, indicó que se está revisando, junto con otras dependencias, la forma de ajustar el costo de la prueba y que ésta se pueda llevar a cabo.

Comentó, además, que se debe considerar la complejidad y la diversidad de la realidad nacional en materia educativa, así como las distintas poblaciones y grupos de mayor vulnerabilidad, por lo que, expresó, es necesario entender las evaluaciones como un instrumento de apoyo en la toma de decisiones de los diversos actores educativos.

Con independencia de la prueba PISA, anunció que se realizarán evaluaciones diagnosticas para conocer el estado en que se encuentra la educación de los educandos.

En el contexto actual es indispensable apresurar la vacunación de maestras y maestros para el regreso a clases presenciales.