COMPARTIR

 38 total views,  2 views today

El señalamiento del presidente López Obrador sobre que podrían buscar la mayoría calificada con los legisladores del PRI en la proxima legislatura «fue una bola ensalivada» que buscó sembrar dudas y dividir a la oposición, consideró Dulce María Sauri Riancho, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, quien de esta forma respondió al Jefe del Ejecutivo ante el silencio del dirigente de ese partido, Alejandro Moreno.

En entrevista la experimentada parlamentaria, dijo que también se le puede calificar como «el beso del diablo» a la invitación de tabasqueño, pero los priistas no caerán en el juego «ni serán el judas de la ciudadanía».

«Fue un bola ensalivada que aventó, porque pudo haber mencionado a cualquiera de los otros partidos que formamos parte de la oposición, pero escogió al PRI; por eso le digo bola ensalivada. Y, además, una manera para tener una sombra sobre el partido, sobre el importante logro que la alianza opositora tuvo en relación a restablecer los equilibrios en la Cámara de Diputados y de alguna manera señalar al PRI como si fuera el judas de la ciudadanía mexicana que optó por la pluralidad, y no somos judas definitivamente. Somos un partido que lucha y que tiene muy claro que la confianza que le dio la sociedad mexicana al PRI en una coalición opositora es para hacer valer la pluralidad, la diversidad y la democracia en el país», señalo en el marco de la sesión de la Comisión Política Permanente.

Y aunque el PRI perdió la totalidad de las gubernaturas, dijo que su partido logró un gran avance territorialmente, mientras que en Coahuila y Nuevo León refrendó su presencia. Al tiempo que reconoció que ante esa realidad ese instituto debe emprender una reflexión.