COMPARTIR

 18 total views,  2 views today

luego de que el juez de control Teódulo Pacheco Pacheco otorgó prisión domiciliaria a Juan Antonio Vera Carrizal, agresor de la saxofonista María Elena Ríos, esta pide que renuncie a su cargo.

Para la sobreviviente del ataque de ácido, el presidente del Tribunal de Justicia de Oaxaca, Eduardo Pinacho Sánchez y como el impartidor de justicia, fueron sobornados por su agresor intelectual, el exdiputado del PRI.

En Cámara de Diputados, a donde acudió para dar una conferencia de prensa, la artista oaxaqueña alertó que si su agresor queda libre intentará asesinarla nuevamente por lo que responsabilizó a Juan Antonio Vera Carrizal si algo le ocurre a ella y a su familia.

“Exijo nuevamente la renuncia de Eduardo Pinacho y de Teódulo Pacheco, exigimos también una investigación de las personas que está detrás de todo esto porque esto está maquinado desde hace mucho tiempo y estudiado. Hago este exhorto porque mi familia y yo corremos peligro y a mí no me gusta sentirme como apestada porque yo no robe ni maté y no me voy a ir de mi país, porque yo no soy una criminal. Cualquier cosa que le pase a mi familia incluyendo a los menores de edad, hago responsable a Juan Antonio Vera Carrizal y las personas que lo están protegiendo”.

Acompañada por legisladoras de diversos partidos políticos, quienes le expresaron su empatía y apoyo, hizo un llamado a organismos internacionales para que estén atentos a seguir el proceso de Vera
Carrizal y de su situación.

Subrayó que es inaplazable solicitar la destitución inmediata de este juez, toda vez que su resolución será marcada como muy mal precedente que alentará gravemente la impunidad y pondrá en franco estado de indefensión y vulnerabilidad, no únicamente a la afectada, sino a todas las mujeres de nuestro país.